30.11.18

En diez años

Hay gráficos demoledores. Y este de la oleada de noviembre que ser publicó ayer en el EGM es uno de ellos. En solo diez años, la penetración de la prensa escrita ha pasado del 42 al 22%:



Seguro que es casual que coincida con la polarización y la llegada de la basura chekista por un lado, y la basura populista de la derecha por el otro

29.11.18

Y luego llega el malo..

Esto que publicó Ruiz Soroa el sábado en El País debería ser lectura obligada para todos los socialdemócratas españoles (a los podemitas los doy por perdidos en lo intelectual). Un párrafo, de adelanto: "A no ser que… caigamos en la asimetría moral de los progresistas bobalicones: estirar el marco para un lado es siempre bueno y conveniente; hacia el otro, no"

28.11.18

Terrores (II)

Alguna reflexión más al hilo de las Tierras de sangre. No todos los problemas terminaron con el desembarco de Normandía, ni con el final de la guerra en Europa meses después. Para muchas de las minorías que vivían en las tierras de sangre, el terror siguió varios años después del fin de la guerra. Stalin no quería élites ni minorías en ninguno de los países que ocupó; así, entre 1945 y 1946 en torno a 182.000 ucranianos fueron deportados desde la Ucrania soviética a regiones situadas en la Rusia asiática. Aquello no fue todo, y solo en octubre de 1947, otros 76.000 ucranianos fueron trasladados al Gulag. Fueron años tremendos para la ciudadanía soviética: en mayo de 1948 el gobierno comunista de la Unión Soviética deportó a casi 50.000 lituanos, pocas semanas después corrieron la misma suerte  42.000 letones y unos 20.000 estonios.

Y luego nos preguntamos por el recelo que la Rusia Imperial despierta en las élites y en los pueblos ucraniano o bálticos...


27.11.18

Crónicas

En El País destacaban que Bolsonaro se ha cargado del programa de médicos cubanos. Es fascinante porque a la autora, María Antonia Sánchez, no le parece digno de mayor reflexión el que el Estado cubano se quede con el 75% del salario que Brasil paga por cada médico. Tampoco le parece interesante que uno de los médicos decline "pronunciarse sobre su salario", ya se sabe, lo normal en cualquier país y en cualquier profesión. Mano de obra esclava y comentarios asépticos. Es fascinante cómo actúan los medios cuando el amo es comunista.

26.11.18

Convicciones...

Grande Savater: "La convicción más arraigada de parte de nuestra izquierda es que los Gobiernos de derechas son una anomalía en democracia, que solo se corrige cuando regresa al poder la izquierda... sea en las circunstancias que fueren"

25.11.18

Vivir fuera del tiempo, vivir fuera del mundo

Creo que uno de los grandes problemas de la sociedad británica es que sus élites, y gran parte de sus ciudadanos, no han abandonado aún el marco mental del Imperio, el marco anterior a 1956, cuando la crisis de Suez puso fin a un mundo. Por eso, siguen ocurriendo cosas como esta, que rescato de La Vanguardia: "La premier defendió ante los empresarios británicos “un nuevo sistema de inmigración en el que no importe la procedencia sino las cualificaciones, y un trabajador de la Unión Europea no tenga prioridad sobre un ingeniero de Sydney o un programador informático de Delhi”. Londres vuelve la vista hacia los rescoldos de su antiguo imperio y los países de la Commonwealth, y sólo en el último año 130.000 ciudadanos europeos han abandonado el país"

24.11.18

La aldea que resiste

La historia de Lancia, la irreductible. Cuando el noroeste entró en la historia, pero de verdad. Venía el otro día en El País, no se lo pierda lector.

23.11.18

Terrores (I)

Libros dolorosos. Pero necesarios. Estoy acabando las Tierras de Sangre, un extraordinario recorrido que realizo de la mano de Timothy Snyder por la zona cero de la Guerra mundial. Un país imaginario en el que murieron varios millones de personas y que ocupa la Bielorrusia actual, así como gran parte de Ucrania, Polonia oriental y los países bálticos. Un libro que deja sin aliento, al menos a los que vivimos en este lado del mundo y nunca hemos llegado a entender bien qué fue aquello de la guerra en el centro y este del continente. 
Un libro que demuestra aquello tan recordado de que lo no son cuentas, son cuentos. Y las cuentas de las tierras de sangre son estremecedoras, y clarifican también responsabilidades dentro del las dos monstruosas tiranías que fueron aliadas durante casi dos años desde el inicio de la guerra. Atentos a los datos más generales:

  • De los casi catorce millones de personas que fueron asesinadas entre 1933 y 1945 en las tierras de sangre, casi un tercio lo fue a manos soviéticas.
    • Durante la década de los treinta, y antes del inicio de la guerra, el Estado soviético era el único Estado genocida de Europa y había asesinado, por hambre o por fusilamiento, a más de un millón de personas. 
  • La población judía en Alemania cuando Hitler llega al poder en 1933 apenas supone el 1% del total. De hecho, la gran mayoría de los judíos víctimas del holocausto fue asesinada cerca de dónde habían vivido, en Polonia, Bielorrusia, Ucrania y los países bálticos. 
    • No en vano, al empezar la guerra vivía en Polonia casi tres millones de judíos. Después de la guerra quedaban pocas decenas de miles. 
Como señala Snyder, sorprende que nunca se haya hecho una historia de estos territorios porque "los asesinatos en masa separaron la historia judía de la europea, y la historia del este de Europa y la del oeste". 
Así de tremendo.


22.11.18

A rascarse el bolsillo

Descendientes. Nuevo proyecto de Iñaki Arteta. ¿Qué huella ha dejado el terrorismo de la izquierda nacionalista en el País Vasco? ¿Qué relato queda después del odio, el asesinato y la segregación? 
Se puede colaborar con la cifra que se quiera, pero todo es bienvenido...

20.11.18

Personajes de la Abundancia (roja)

No me da tiempo a comentar mucho más de Abundancia Roja. Un entretenido ensayo novelado sobre aquellos años locos, acababan los cincuenta, en los que la élite soviética pensó, de verdad, que iban a superar al decadente occidente en pocos años. Los más optimistas pensaron que gracias a la incipiente informática iban a ser capaces de administrar de manera racional las necesidades productivas de la industria y las demandas de consumo de los ciudadanos, casando de manera científica unas con otras. Nada de aquello funcionó, por supuesto, pero en el libro vemos algunas vidas que en otro mundo, en occidente sin ir más lejos, hubieran podido ser mucho más felices en lo profesional y en lo personal, pero tuvieron la mala suerte de nacer en aquella cárcel gigantesca que se llamó la Unión Soviética. Ahí está el caso de Serguei Lébedev, hoy desconocido en occidente y casi olvidado en Rusia. Un hombre que hubiera sido un millonario reconocido en occidente y que tuvo la mala suerte en la cárcel más duradera que conoció el siglo XX: la URSS. Su historia es fascinante, no se la pierda aquí, desocupado lector


19.11.18

Ascensor social

Cosas para empezar la semana: el abandono escolar y de paro atascan el ascensor  social. Leía el otro día en La Vanguardia que el 56% de los hijos de padres con niveles bajos de formación tienen también un bajo nivel formativo. Y así, es imposible.


18.11.18

La historia como una bofetada

A partir de los cuarenta, pocos papelillos al año. Empiezo uno esta tarde. Lleva todo el día lloviendo en la mi tierra. Adoro estas tardes en el oeste, de lluvia pausada y cielo oscuro. La chimenea lleva rato encendida pero la conexión falla. Los sigo leyendo en realidad  porque no quiero irme del Círculo. Pura nostalgia. El autor es un belga de apellido impronunciable, un tal Jeroenn Olyslaegers. La novela, Voluntad, tiene buena pinta. Y me tropiezo con esta fascinante reflexión del protagonista en las primeras páginas: "Antes nos enseñaban nombres y fechas, cosa que ahora se considera un error. Pero nadie, ni antes ni ahora, te suelta el bofetón que la historia es en realidad. Lo más jodido es que no se acaba nunca, no de veras. Sigue y sigue"

Vivimos atrapados en un bucle. 


17.11.18

16.11.18

Parques en RdO

Entre avión y tren leo el número de octubre de la Revista de Occidente:

 El tema del mes son los parques naturales, y con ellos la figura de Pedro Pidal, el gran impulsor de la regulación de la materia en España. Gris el artículo de Martínez de Pisón, el que se puede consultar en abierto en la web, y más interesante el ensayo de Gonzalo Pernas sobre la materia. Un par de ideas interesantes de este último: la creación de Nature en 1836 marca una tendencia, y la propia idea de los parques es una metáfora. Como señala Pernas: “Frente a la monumentalidad de la vieja Europa, la joven nación necesitaba un pasado tan propio y ultrahistorico como el de toda esa naturaleza que no había sido puesta en sus manos por casualidad
Otra idea de interés, la política de los parques como política de identidad: señala el autor que no es casual que Yellowstone se inaugurara apenas siete años de finalizad la guerra civil norteamericana, como no lo es que los nuestros llegaran Parques Nacional llegaran pocos años después de perdidas Cuba y Filipinas.

Poco más, una reflexión interesante de Gregorio Marañón sobre lo que estuvo a punto de perpetrarse en la Vega Baja de Toledo...

15.11.18

Masculinidad y brechas

Pasó Jordan Peterson por Madrid y lo entrevistaron en varios medios, como El Mundo o El País. Esta respuesta, en la entrevista de El País: "La desigualdad es real, pero la brecha salarial de género no. Hay brecha entre las madres y los demás, pero hay múltiples razones para que los hombres ganen más que las mujeres: hacen trabajos más peligrosos, en el exterior, se desplazan, trabajan más horas, eligen trabajos orientados a las cosas y no a las personas y ahí es más fácil escalar."

No hay mucho más que decir.

13.11.18

Demografías

Leo en el avión un especial sobre demografía de La Vanguardia que andaba por casa. Algunos datos que me han resultado de interés:
  • Un tercio de los analfabetos del mundo vive en la India, un país que apenas ocupa el 2,4% de la superficie del planeta pero en el que vive casi el 18% de la población mundial.
  • Uno de cada cuatro japoneses tiene ya más de sesenta y cinco años
  • En España hemos pasado de 18 millones de habitantes a más de 46 en poco más de un siglo. ¿De verdad somos la historia de un fracaso?
  • Más allá de los titulares: en el mundo árabe la fecundidad ha disminuido de manera drástica en las últimas décadas. En Marruecos, el matrimonio endogámico ha bajado quince puntos, a la mitad de 30 a 15% en marruecos entre 1995 y 2010. Los tiempos están cambiando 

12.11.18

Sus putos vinilos

Arcadi, tan polémico como grande a cuenta de la movilidad el sábado en El Mundo: "Pero Madrid ya le saca ventaja a la descapital de Cataluña en el uso del sharing eléctrico, sea de coches, motos, bicicletas o patinetes. Una manera de moverse sin la cual proyectos como el de Madrid Central perderían parte de su viabilidad y sentido. El carsharing es como moverse en streaming y esto es otra de las cosas que fastidia al neocasticismo libérrimo. Les pasa con sus apestosos diesel lo mismo que les pasó con la música. Quieren lo suyo. Sus putos vinilos. Su cochecito leré."

11.11.18

Vergüenza ajena

Da un poco de rubor la forma en la que El País ha seguido la campaña brasileña. Sin rubor y sin ánimo alguno de informar. Las crónicas han sido en general penosas piezas de propaganda anti Bolsonaro, como si los lectores fueran idiotas y no pudieran soportar la verdad cruda: también en Brasil un porcentaje muy importante de la población prefiere basura autoritaria y nacionalista a la imperfecta democracia. El otro día venía una pieza especialmente divertida: parece que el caudillo ha ofrecido al juez de Lava Jato ser ministros de justicia. Leanla entera: no se dice en ningún momento que Lula está preso por haber recibido sobornos, y entre líneas se insinúa que todo es una obsesión del juez y pareciera que Da Silva es un preso político. Patética

9.11.18

La alimentación, sin bobadas

Entrevistaban el otro día en El País a Bernhard Url, el director de la EFSA. Nos preocupan los pesticidas y nos dan igual los excesos de calorías. Así somos de raros. No se lo pierda, desocupado lector.

8.11.18

Lo que no son cuentas, son cuentos

Datos demoledores de la evaluación que hace cada año el gobierno nacionalista catalán, publicados el otro día en La Vanguardia. Menos de un 25% de los alumnos de Gerona y de la Cataluña central tiene un nivel alto de competencia lingüística en castellano. Repito, menos de un 25%.

La inmersión era un éxito, decían...

7.11.18

Cortesías, hablando de Alsasua

Cortesías. Tadeu, hoy en El Mundo

Savater

Buenas definiciones. Ahí va un grande, ayer en El Español: "A ojos de Savater, Ander Gil "no es un imbécil" porque eso podría implicar "una ignorancia congénita o un desconocimiento": "Sabe de lo que habla y eso le convierte en un indeseable". "Y por cierto -zanja-, que ese tipo siga siendo portavoz define muy bien lo que es ahora el PSOE".

6.11.18

Alsasua, en silencio

En las elecciones de junio de 1977, las primeras que se celebraban en libertad en España desde los años treinta, el naconalismo cruento vasco se dividió en dos: los asesinos de ETA militar llamaron al boicot, mientras que los asesinos de ETA político militar optaron por presentar a su brazo político, significara eso lo que significara. El llamado al boicot no tuvo ningún eco en Alsasua, localidad ubicada en la Barranca, al noroeste de Navarra, cerca ya del límite con Guipúzcoa. Allí votaron aquel día casi el 85% de los vecinos llamados a las urnas, dos puntos más que en el conjunto de la Comunidad Foral y casi siete puntos por encima de la media española. 
Arrasó el Partido Socialista, con casi el 48% de los votos, muy por  encima del casi 22% obtenido por la UCD del presidente Suárez. El primer partido nacionalista (vasco) fue la Unión Autonomista de Navarra, la marca electoral del PNV y de pequeños partidos nacionalistas, quien con poco menos del 13% quedó muy lejos de los dos grandes partidos españoles. UNAI, la marca electoral de ETA (pm) no llegó al 3% de los votos.

Cuarenta años después, y tras muchos años de asesinatos en la comarca, humillaciones sin fin en la zona y silencios compartidos, los partidos constitucionalistas son residuales en el espacio público de Alsasua y la élite del socialismo español considera que ir allí a hacer campaña política es provocar.

¿De verdad no sirvió para nada la violencia de ETA?

5.11.18

Textos luminosos

Ya sabe el elector que Perdidaco siente debilidad por Joseba Arregi, quizá la voz más inteligente que junto a Innerarity ha dado el nacionalismo vasco. Arregi abandonó todo aquello y es una voz pausada y crítica. El otro día en El Mundo nos explicó en un párrafo luminoso de qué va esto de la aconfesionalidad del Estado:

Dicha a-confesionalidad no es una cuestión de quitar o poner cruces, de celebrar o dejar de celebrar las Navidades colocando belenes en las escuelas públicas. Es algo más serio, es la afirmación de que en el espacio público de la política no existen, no pueden existir, ni verdades últimas, ni legitimidades últimas. Es decir, el espacio público de la democracia es el espacio de las verdades penúltimas, de las legitimidades penúltimas"

Magnífico

4.11.18

Democracias

Gana Bolsonaro, un candidato cuya cobertura en la prensa española ha causado vergüenza, y seguimos mirando al dedo en vez de a la luna. Un par de reflexiones interesantes acerca de toda esta basura populista de derechas y de izquierdas que nos acosa. Una global desde la izquierda, desde un Wieviorka que siempre me ha merecido respeto. La otra a cargo de Vicente Lozano, específica sobre Brasil. Si toda la estrategia de los cosmopolitas se basa en estigmatizar no lograremos nada...

2.11.18

La lengua es de todos

Buenas noticias: algo que sabíamos todos pero que nadie verbaliza. El eusquera como lengua española no es patrimonio del PNV ni de su creación, la Administración nacionalista vasca. 



1.11.18

La Edad de la penumbra

Día de difuntos. Nieva. Los siglo IV y V no fueron en occidente los de una transición suave y sin traumas del paganismo al cristianismo. Algo de eso se intuye cuando te vas haciendo mayor y vas entendiendo más el mundo que te rodea. En verano me puse con La Edad de la penumbra, un devastador ensayo sobre esos siglos que marcan el final del mundo antiguo y la llegada de la Edad Media. No sé cuánto de verdad hay en todo lo que dice Catherine Nixey en el ensayo, pero desde luego que hemos de darle una vuelta a nuestra imagen del final del mundo clásico y la instauración del cristianismo. Quizá el problema de fondo, pienso mientras veo llover y tengo a Epicteto delante, sea el monoteismo, del signo que sea.

El libro está muy bien escrito, no tenga miedo de acercarse a él, lector. Un resumen el otro día en La Vanguardia