30.4.18

Reflexiones exhuberantes

Algunas lecciones de hace unos meses. 


  • Tal y como cuenta Shiller, en Exhuberancia irracional, hasta ahora, la deuda irracional se ha resuelto con guerras.
  • Vivimos bajo el síndrome de Gauss, pero gracias a Taleb sabemos que no es real. O la diferencia de vivir en Mediocristán frente a a hacerlo en Extremistán.
  • La cultura dominante puede desaparecer en un territorio en unos ochenta años con una tasa de reemplazo inferior a 1,6.
  • Vivimos en un entorno Entorno VICA, o Vuca, como dicen los ingleses: tiempos volátiles, inciertos, complejos y ambiguos. 

29.4.18

Fútbol y terror

Tuve que encontrarme en un libro de fútbol la primera conspiración terrorista con asesinatos masivos que se planteó cometer en occidente. Todo en este libro que está disponible en inglés. 

Y también fue obra de Ibn Laden, seguidor del Arsenal.

27.4.18

La espiral del silencio en el País Vasco

El Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo publicó hace unos meses un Informe dirigirlo por  Paco Llera sobre la espiral del silencio en el País Vasco a raíz de la violencia nacionalista de ETA.

Si yo fuera el autor de este estudio, basado en el método científico, le dedicaría las conclusiones a toda esa basura política que ahora se abraza alborozada con el secuestrador Arnaldo, el paleto de Elgoibar, y con toda la cuchipanda batasuna:

  • La actividad terrorista de ETA hizo que los vascos tuvieran miedo a participar en política
  • La percepción de miedo no ha tenido impacto en todos los sectores ideológicos, sino que ha sido claramente asimétrica: 
    • Los nacionalistas vascos percibían en su entorno menos miedo que aquellos que no lo eran. 
    • Es decir, los votantes del PP y el PSE sentían más temor a participar en política que los electores de PNV y la izquierda abertzale.
  • También percibían más miedo quienes se sentían solo españoles o más españoles que vascos, y menos quienes se definían como solo vascos o más vascos que españoles

Menos rollos con la bobada esta de las dos violencias. Hubo buenos y hubo malos. Hasta ahí podíamos llegar…

26.4.18

Infidelidades

Lo contaba Gonzalo Araluce el otro día en El Español, pero es una historia ya conocida: Luis Casares, enterrado con honores como un miembro de la resistencia vasca, fue en realidad y durante muchos año un confidente de la guardia civil: gracias a él cayó el Comando Eibar y gracias a él, y a los cuernos que le puso su mujer, acabó cayendo la cúpula etarra en Bidart años después...


24.4.18

Con la memoria, a las ratas las tratamos con respeto

Ahora resulta que Renau, el estalinista José Renau, el chequista José Renau, el mierda de Renau, el chulo y matón que obligó a largarse a Salazar Chapela para salvar la vida, es objeto de homenaje y la prensa nos lo pinta con un perfil blanco que asusta.

Esto es la memoria histórica.

Pandilla de analfabetos...


23.4.18

20.4.18

Telebasura y caspa

Me hace gracia cuando desde el supremacismo catalán se meten con 13TV o con otras televisiones. Uno sólo ha de pasarse un rato por TV3 para ver la programación más casposa de toda España. El sábado por la noche, sin ir más lejos: sermón de Sor Pilar Rahola, entrevista a Eguibar, entrevista a un donnadie inglés sobre el proceso y luego insultos a los tertulianos no supremacistas.

Esta es la pluralidad que le espera a los catalanes en una República Bolivariana de Cataluña...


18.4.18

Amenazas para recordar

A ver si los matones de Alsasua, tan chulos cuando van en manada y bien mamaos´, son tan valientes delante de un juez. Las amenazas que profirieron contra las dos parejas, además de la paliza posterior, son un delito de odio de manual. Algo así debían decían las juventudes Hitlerianas a los judíos en los pueblos alemanes a mediados de los años treinta... 

Pelea de bar, dicen...

17.4.18

Los matones

Pelea de bar, dicen: unos matones que, alcoholizados y supongo que fumados, se convirtieron en manada para atacar a dos parejas que estaban en un bar. ¿El motivo? No les gustaba su profesión. Ahora los juzgan y, a la luz del día y sin basura en el cuerpo, ya no son tan valientes. Espero que paguen por lo que han hecho. Como debieron pagar en su momento los nazis que acosaban a los judíos solo por serlo. Interesante la reflexión de Santi González el otro día en El Mundo.

15.4.18

Totalitarios en la prensa

Lo contaba el otro día Macarena Vidal Liy en El País: Periodistas, académicos y representantes culturales recibieron órdenes de mantener una estricta adhesión: “ustedes deben apellidarse Partido”, dijo Xi en una visita a las sedes de los principales medios de comunicación estatales en 2016.

Este es el mundo de las democracias postperonistas que viene...



14.4.18

13.4.18

Ojo con lo que vemos

Lo citaba el otro día el maestro Espada en su bitácora. Una lectura interesante para entender que lo que hemos visto hasta ahora de fake news quizá no sea más que una broma, ahora que llegan los vídeos manipulados por inteligencia artificial

12.4.18

Ni control, ni pensamiento crítico...

Brillante el SESIAD, José María Lasalle, el otro día en El País: El planeta altera su eje de rotación analógica mediante la técnica y nuestra realidad, e incluso nuestra identidad, se hibridan digitalmente bajo la presión de la inteligencia artificial, los algoritmos y los datos. Lo inquietante de esta cibermutación global es que se produce sin control político ni pensamiento crítico, sin transparencia democrática ni debate y opinión pública informada.

No se lo pierda, desocupado lector.

11.4.18

Para 2050....

¿Cómo será el trabajo en 2050? No tenemos ni idea, pero a los humanos nos pierde la fabulación. Ahí va este ejercicio de prospectiva (la forma moderna de fabular) sobre la materia, a cargo de la Fundación Telefónica. Bromas aparte, un buen intento por entender el mundo que viene...

10.4.18

¿Algoritmos?

¿Pero qué demonios es un algoritmo? Pregunté al poco de llegar a una empresa de consultoría TIC que acaba de ficharme, hace ya más de diez años. Me pusieron el ejemplo del huevo frito y desde entonces lo cuento así, pero estos de Retina lo hacen con más rigor que yo. No se lo pierda, desocupado lector.

9.4.18

Cotos privados

Javier Redondo el otro día en El Mundo. E España hay dos cotos privados de la izquierda y en los que nunca se produce la alternancia: la tele y la educación. Este párrafo, luminoso: 

"Por ir de lo general a lo particular: hay dos espacios que la izquierda -aunque no gobierne- cederá nunca a la derecha -aunque gobierne-. Dicho otro modo: hay dos espacios que la derecha -aunque gobierne- nunca reclamará a la izquierda, que nunca está del todo en la oposición -lo cual es magnífico si hubiese correspondencia a la inversa-. Son la educación y la televisión. Ambas competencias constituyen los límites de cualquier mayoría absoluta, estadio que parece ya remoto y desfasado. Toda alteración de este statu quo se eleva a categoría de escándalo político".

8.4.18

Desaparecidos

Tres jóvenes. Secuestrados, torturados, asesinados y luego desaparecidos. A manos de ETA, la organización criminal que sembró de odio las calles vascas durante décadas. A la izquierda equidistante no se les cae de la boca la historia de Gladis del Estal cuando hablan de la época... se ve que estos tres gallegos no eran personas...

6.4.18

Los coches, en aquella ciudad

Ahora lo vemos como un cambio cuántico, pero hace un siglo la aparición del coche también se vio así por parte de la sociedad: parecía que se acababa el mundo, y en realidad era simplemente que empezaba otro. No se lo pierda, desocupado lector...


4.4.18

Contra los jeremíacos

No hay más que poner la tele o abrir cualquier digital: nuestra sanidad es un horror y caminamos hacia el abismo. Luego escuchas a la gente que sabe y se te van las tonterías...

Hágame caso y deje de hacerle caso a los cuñaos´

3.4.18

Fútbol y enemigos

Libros. Siempre los libros. No tengo ratos para escribir sobre lo que voy devorando. Acabé Fútbol contra el enemigo, un ensayo alrededor del mundo (y) del fútbol, realizado hace ya veinte años por Simon Kuper. El fútbol es quizá el único fenómeno cultural global de nivel mundial. En el libro el autor realiza un viaje alrededor del mundo buscando la relación entre fútbol, cultura, política, y poder. El resultado es un texto tan  fascinante, como irregular. Aprende uno cosas insospechadas: resulta que los seguidores nigerianos del Real Madrid tienden a la violencia, y suelen originar follones en el país cada vez que los blancos ganar un título importante. Es la globalización y, si los jugadores ya no se sienten ligados a un club, los aficionados son también capaces de seguir a clubes con los que no tiene ninguna relación sentimental. Por eso algunos odiamos el fútbol moderno...

El libro nos permite conocer rivalidades históricas, algunas de ellas desconocidos para lector medio español, como la que existe entre Holanda y Alemania, raíz de la Segunda Guerra Mundial. También, conocer el papel de los clubes de fútbol en la Europa del este y la Unión Soviética durante la pesadilla totalitaria comunista, en tanto que el estadio era el único sitio donde se juntaba gente sin necesidad de tramitar una autorización administrativa y donde se podría gritar en público sin miedo a que te detuvieran. Por eso, en la desgraciada Rusia soviética, uno podía ser uno mismo siendo del Spartak de Moscú, el equipo de la resistencia civil, porque no pertenecía ningún estrato del Estado soviético y porque había estado ligado a personajes fascinantes, como los hermanos  Starosin.

Capítulo aparte merece el repaso que realizó la cultura del fútbol inglés, o británico por ser más exactos, especialmente a la rivalidad entre los dos grandes clubes escoceses, así como la personalidad de Gascoine un futbolista que encarna el tipo medio del futbolista británico, frente a lo que él llama el jugador continental....

Uno de los problemas que tiene el libro es cuando el autor habla de algo que lector conoce bien, en este caso el Barcelona, como emblema de Cataluña. Algunas afirmaciones que aparecen en el libro son directamente falsas (señala el autor que "durante la guerra civil por ejemplo Cataluña fue la región que más resistió contra el General franco, pero el dictador se desquitó gobernando la con menos de hierro hasta su muerte en 1975"), quizá porque el autor, en busca de elementos que ayuden a darle color al libro, solo habla con nacionalistas catalanes sobre el Barcelona...

El fútbol africano, con especial interés en los casos de Camerún, y de Sudáfrica. Y el papel del fútbol en dictaduras como la Libia, como la teocracia iraní, al final la tesis del autor es que el fútbol es una buena forma de estudiar lo que pasa en sociedad reprimidas pero rara vez sirve para cambiarlas.

Interesante, con todo...