19.2.17

Purgas (Íñigo Rubashov)

Ya no son tan espectaculares como nos contaba Koestler en El cero y el infinito, pero pasan los años y estos chicos siguen teniendo claro que quien gana, gana, como aprendieron en pocos años los viejos bolcheviques. Si se portan así con los suyos, qué no harán con nosotros, que somos de los otros...