3.1.17

Placeres de Año Nuevo

En el norte. Con un par de libros. Estoy empezando Mi infancia en Moscú, también de José Fernández Sánchez, los recuerdos en los que un niño de la guerra narra su llegada a Leningrado (pocas semanas antes del asesinato de Kirov, por cierto) y sus primeros años en aquella vasta cárcel que fue la Unión Soviética. Es interesante esta forma de ver la historia con los ojos de un protagonista secundario: el Mariscal Egorov va a ver a los niños españoles y como ve que están en unas condiciones penosas para el invierno ruso, les hace llegar unas mantas magníficas. Tiempo después, el Mariscal es "desenmascarado" como enemigo del pueblo en una de las purgas de Stalin, y el profesor les hace arrancar su fotografía del libro de Historia.

Tengo también ahí pendiente darle un arreón final a Homo Deus, a ver si lo remato y hablamos.