31.8.16

Y mientras tanto, en el Índico...

Una de las cosas más fascinantes de Monzón, el ensayo de Kaplan sobre el Índico y su futuro, es el anticipo de la futura presencia china en toda la zona a través de elementos blandos. ¿Para qué tener bases militares cuando puedes gestionar puertos civiles? Sólo hay que ver la enorme grúa con caracteres chinos en el aeropuerto de Malé, o viajar un poco por Sri Lanka (el puerto de Hambantota) para darse cuenta de ello.

30.8.16

Fascinante

Monos que fabulan. Que saben inventar palabras y usarlas. Nuestros amigos los perros, que empezaron a acompañarnos hará unos quince mil años, han ido aprendiendo con los años. Muy interesante el reportaje de SINC. No se lo pierda, desocupado lector.

Impulso

Rematé en verano La marina ilustrada. Un ameno ensayo sobre la Armada en el XVIII. Muchos temas interesantes, ideales para combatir el topicazo de siglo de decadencia. Ahí está, por ejemplo, el espectacular impulso que la Corona, a través de Jorge Juan y otros da, a la Armada a partir de la mitad del siglo. Señala el autor, en la página 341 que "[...] a su muerte, el número total de unidades de combate en poder de la Real Armada se había incrementado hasta alcanzar los 122 navíos, y su fructífero impulso continuará, obteniéndose las cifras de 167 buques de línea de 1787 y los finalmente dos centenares en 1795, tripulados por excelentes oficiales y más de 40.000 experimentados marineros"

29.8.16

¿Qué se sentían?

Rematé Dioses útiles, el ensayo de Pepe Álvarez Junco sobre nacionalismo. Un buen acercamiento al tema para no iniciados realizado por uno de los mayores expertos españoles en la materia. 

Volví a tropezar con muchas de las ideas que el maestro nos enseñó en la facultad. Quizá una de las más interesantes sea esta: "En el mundo medieval, por ejemplo, los individuos probablemente se hubieran definido como nobles sevillanos, cristianos o musulmanes, hombres o mujeres, viejos jóvenes, miembros de este o aquel linaje familia, pertenecientes a tal o cual gremio cofradía, vasallos del conde X o del rey Z, mucho antes de ocurrir se les mencionar que eran aragoneses (no digamos ya españoles)".

España, Francia, Cataluña... son inventos modernos. 

Es lo que hay.

26.8.16

Turistear para progresar

Ahora que está tan de moda meterse con los turistas, es bueno que los españoles recordemos que si algo contribuyó a abrir la mente de los que aquí vivían hace cincuenta años fue, sin duda, la llegada de turistas extranjeros. En cualquier lugar del mundo, y con todos los matices que se quiera, el turismo genera riqueza y, normalmente, tolerancia. Así que mucho ánimo a cingaleses y tamiles en este nuevo camino de apertura que han emprendido en su patria común ceilandesa, tal y como se analizaba el otro día en El País

25.8.16

A vueltas con el burkini

Muy interesante la reflexión de Natacha Polony, el otro día en El País, a cuenta del Burkini. La clave no es la ropa en sí. Es lo que pretende. Y de fondo, una idea tan hermosa como poderosa: no queremos comunidades, queremos individuos. No se lo pierda, desocupado lector.

24.8.16

Noticias de esas que te alegran la mañana

El secuestrador y delincuente (la actuación política de los encausados condenados es, realmente, ejecución de los planes estratégicos previamente trazados por la organización terrorista, como señaló el Tribunal Supremo ) Otegui no podrá concurrir a las elecciones autonómicas vascas. A ver si se entera por fin que en un Estado de Derecho, lo que vale es la ley y no las bravuconerías. O las armas, como pensaba él hace años.

Delicias veraniegas

Aprovechando el verano, me he puesto con el delicioso Velázquez, la Monarquía e Italia, del maestro Díez del Corral, en edición original de Espasa Calpe en 1978. Le tenía ya ganas al texto, un conjunto de ensayos breves sobre los tres temas que no me está defraudando. De fondo, la idea de que la Monarquía Hispánica fue una construcción prenacional y desde luego supranacional. No en vano, sus fuerzas armadas eran conocidas en Flandes como el Ejército Católico, y no el ejército español. Un ejército en el que, como recuerda el maestro, se hablaban 13 idiomas diferentes cuando el sitio de Breda, y cuyo mando supremo en aquel sitio recayó en un italiano..

23.8.16

Cada cual llama barbarie...

Seguimos con el maestro, ya en España: "Cada cual llama barbarie a aquello a lo que no está acostumbrado. Lo cierto es que no tenemos otro punto de vista para la verdad ni para la razón que el ejemplo y la idea de las opiniones y los usos del país donde nos encontramos. Ahí está siempre la perfecta religión, el perfecto gobierno, el perfecto y cumplido uso de todas las cosas.

19.8.16

Fascinante

Tengo aún fresco haber devorado, en pleno Índico, el capítulo sobre la amistad de los Ensayos y me topo recién vuelto a España con la carta de Arcadi Espada el pasado domingo. Sencillamente espectacular. La amistad entre el señor de la Montaigne y La Boétie como epítome de la amistad...

18.8.16

Cada uno a lo suyo, señala Montaigne

El señor de la Montaña, con un reflexión impecable: "Me gustaría que cada cual escribiera lo que sabe, y en la medida que lo sabe, no en esto solamente, sino en todos los demás asuntos" 

17.8.16

Las enseñanzas: la fortuna y el arte

Sostiene Montaigne que "Todas las cosas, dice Platón, son un producto o de la naturaleza o de la fortuna o del arte. Las más grandes y más hermosas de una u otra  de las dos primeras; las menores y más imperfectas, del último"

16.8.16

Las enseñanzas del maestro: sobre los adivinos

Nadie puede conocer el futuro porque el futuro no está escrito. Señala Montaigne que "La adivinación es un don de Dios. Por eso, abusar de ella debería ser una impostura punible. Entre los escitas, cuando los adivinos no acertaban los ponían, con los pies y manos cargadas de cadenas, en carros llenos de presos, tirados por bueyes, en los que los hacían quemar. Quienes se dedican a las cosas sujetas a la dirección de la habilidad humana tienen excusas y hacen lo que pueden. Pero estos que nos engañan, asegurándonos que poseen una facultad extraordinaria fuera del alcance de nuestro conocimiento,  no deben ser castigados por no hacer realidad su promesa y por la temeridad de su impostura"

15.8.16

Las enseñanzas del maestro: la modernidad

Lo moderno del pensamiento de Montaigne: "No caigo en el error común de juzgar a los otros según lo que yo soy. Me resulta fácil creer de él cosas diferentes a mí. No porque yo me siento apegado a una forma, obligo al mundo a someterse a ella, como hacen todos; y creo y concibo mil  maneras de vida contrarias" 

14.8.16

Las enseñanzas del maestro: los aduladores

La escritura seca. Sobria. Señala Montaigne: "Odio a muerte parecer un adulador, lo cual me empuja naturalmente a una prosa clásica, rotunda y cruda, que tiende, para quien no me conoce, un poco hacia los desdeñoso. Honro más a quienes honró menos

13.8.16

Herodoto, citado por Montaigne

Cita el señor de la Montaña a Herodoto, y nos señala que "en efecto, si a todos los hombres se les diera a elegir entre las costumbres, invitándoles a escoger las más perfectas, cada cual, después de una detenida reflexión, escogería para sí las suyas; tan sumamente convencido esta cada cual de que sus propias costumbres son las más perfectas".

Qué poco hemos cambiado

12.8.16

Las enseñanzas del maestro (IV): los expulsos

Señala el señor de la Montaña, al hilo de los judíos expulsados de España y que, al poco de establecerse en Portugal, fueron obligados a convertirse: "alguno se hicieron cristianos. De su fe, o de la de sus descendientes, todavía hoy, cien años después, pocos portugueses están seguros, aunque la costumbre y el paso del tiempo sean consejeros mucho más fuertes para tales mutaciones que cualquier coacción"

11.8.16

Las enseñanzas del maestro (III)

Señala Montaigne (Libro I, Capítulo XLI): "De todos los desvaríos del mundo, el más aprobado y más universal es el afán de reputación y de gloria, que abrazamos hasta el extremo de abandonar riquezas, descanso, vida y salud, que son bienes efectivos y sustanciales, para ir tras esa buena imagen y esa simple voz sin cuerpo ni consistencia

10.8.16

Las enseñanzas del maestro (II)

Montaigne, adelantándose a su tiempo: "A mi entender, nuestros mayores vicios adquieren su carácter desde la más tierna infancia, y lo esencial de nuestra educación está en manos de las nodrizas"

9.8.16

A vuelapluma

Algunas reflexiones (apresuradas) volviendo ya a España desde Asia.  La potencia del fútbol en la marca España. De hecho tengo la sensación que es lo único que compone esta marca. Allá donde vas, en cuanto dices que eres español, todo el mundo te habla, o bien de la selección nacional, o del Real Madrid, o del Barcelona. Otro tema, que ya vi en Beirut, los países que están a medio camino entre el subdesarrollo y el desarrollo, están marcados entre otras cosas por dos elementos: un exceso de motos y una cantidad ingente de tendido eléctrico en el cielo de las ciudades.  Son países también donde el orgullo nacional es muy importante: todos están orgullosos de su país, y no paran de agradecerte cuando, por educación, lo ponderas.