17.7.16

Mañana que es 18 de julio...

Interesante análisis de Gaizka Fernández el viernes en El Mundo de uno de los primeros intentos de los asesinos de ETA de reescribir la historia. Había que olvidar que muchos navarros y alaveses habían nutrido las filas de los golpistas en 1936. Ellos eran los primeros traidores a la patria. Y había que acabar con su memoria.