3.7.16

La democacia

Seguimos con Javier Gomá, encontrado en plena mudanza:

"Si madurar tiene siempre que ver con una transición desde el principio del placer al principio de realidad, hacerlo como ciudadano consiste en reconciliarse con la intrínseca imperfección de lo político. De las instituciones políticas ha de esperarse, no la felicidad y la salvación individuales, sino sólo los acuerdos que propician la convivencia y la amistad cívica. Cada uno ha de instruir su corazón con este tipo autocontrol [...] puesto que la democracia renuncia de antemano a la pretensión de suministrar a sus ciudadanos verdades últimas que dan sentido a sus vidas."