26.5.16

El macho alfa

Estudiar etología. Otra tarea que se me acumula para otra vida. Tengo varias ya: estudiar arquitectura, dejar de ser un lego en astronomía, aprender a tocar un par de instrumentos musicales, conocer bien el funcionamiento del cerebro, hablar al menos tres idiomas, aprender griego clásico...

El otro día, en el País, un artículo fascinante sobre el funcionamiento de las manadas de lobos. No se lo pierda lector. Todo en la vida está lleno de matices. También entre los lobos. Y después de leerlo, acérquese por la Culebra y visite el mejor lugar de España para conocer al canis lupus (senabrensis).