29.11.14

De la modernidad del populismo

El pasado lunes, un magnífico análisis de Gabriel Albiac en ABC sobre el populismo y sus raíces:


Un joven fascista francés, Robert Brasillach, fusilado por colaboración en 1945, da el testimonio más claro de esa identificación sentimental que define al populismo en entreguerras: «Así, a partir de esos diversos elementos, se formaba lo que nuestros adversarios llamaban el fascismo y lo que nosotros acabamos por llamar también así… El fascismo no era para nosotros, sin embargo, una doctrina política, menos aún una doctrina económica… El fascismo era un espíritu. Un espíritu opuesto a los prejuicios, a los de clase como a cualquier otro. El espíritu mismo de la amistad, que hubiéramos querido elevar hasta la amistad nacional».
El fascismo no es más que una forma institucionalmente codificada del populismo. Una de ellas. La otra la pondrá en funcionamiento, por esas mismas fechas, Stalin en la Unión Soviética.


Anticonformistas, antiburgueses... ¿le suena de algo, desocupado lector...?



28.11.14

Cosas de Lobo (Antunes)

Segundo acercamiento a António Lobo Antunes. El primero fue un fracaso. Y es que hay escrituras complejas. O quizá no tengo yo paciencia para todo. Ya me lo advirtió el gran Jesús Fuentes, fabulador toledano: "no va con tu estilo; te va a costar seguirlo". Así que lo empecé. Y lo dejé. Inconstante que soy. 

Hace unos días el gran Jorge Moreta, triunfador en Madrid, me prestó su Libro de crónicas. Me lo prestó como sólo lo hacemos los lletraerits: "léelo, te ha de gustar". Una recopilación de artículos para el Público portugués. Un librazo. Historias del vacío de la postmodernidad en poco más de mil palabras. La presencia de España como escape. Los domingos de tedio por la tarde. Y algunas frases en las que leerme, quizá porque yo tampoco "pertenezco a ningún partido, a ninguna escuela, a ningún bando: soy libre. [...] Los grupos existen porque existen debilidades individuales. No tengo nada contra aquellos que se juntan, siempre que no me pidan que me junte a ellos". Un libro sobre el sentido del fracaso que se instala en nuestras vidas a poco que uno madure y mire el pasado con seriedad "estuve en la guerra, fui militante de izquierdas, me encantaban los bares: es decir, pasé la existencia oyendo tonterías." Esas páginas que parecen escritas al alimón por alguno de los grandes que me acompañan, y que me recuerdan que "olvidar a una mujer inteligente cuesta un número incalculable de mujeres estúpidas"

Quizá porque todo es volver. Quizá porque no haya nada más que la infancia. Quién no ha pensado alguna vez, cuando pasan los Reyes que puede ser que el año que viene me regalen una pistola de fogueo y al disparar el primero reaparezca mi abuelo, vuelva a ponerme la mano en el hombro, me haga aquella caricia que me hacía con el pulgar en la nuca (-Mi nietecito) Y yo sienta de nuevo su fuerza y ternura, sienta de nuevo, como siempre sentí, que estando junto a él nunca ninguna cosa mala, ninguna cosa triste, ninguna cosa desagradable podría ocurrirme porque mi abuelo no lo habría permitido.


La falacia de la organización

Demoledor el análisis del profesor Elorza en El País el pasado sábado, que los conoce bien, sobre el modelo organizativo de Podemos. El centralismo cibercrático al servicio de mesianismo. 

Es difícil explicarlo mejor. Así que no se lo pierda, desocupado lector.

27.11.14

Boberías de tertuliano, a cuenta de Cataluña

Gregorio Morán, y la segunda parte de sus urnas milagrosas. Otro texto necesario, con algunas perlas incorrectas a más no poder:

"Una de las cosas más divertidas de nuestros analistas es que cada vez que se hace una crítica al poder de la Generalitat hay que apuntar a Mariano Rajoy, para compensar. Esta tradición escolástica, heredera del miedo y el dogmatismo del viejo movimiento comunista -no olvidar nunca cuál es el enemigo principal y el secundario- creó un relato que se convirtió en evidencia durante los años del oasis y los camellos pujolianos. Cuando los agudos comentaristas aseguran que Rajoy ha hecho más independentistas que Oriol Junqueras, no dicen más que una bobería de tertuliano."

Hay que vacunarse contra el pensamiento débil

26.11.14

Otra visión...

Trata la prensa estos días del posible acuerdo entre Telefónica y BT en el Reino Unido para ofrecer servicios convergentes, es decir, unir voz y datos en una oferta, tipo fusión en España. Pero la prensa no lo cuenta todo, quizá porque a un gran anunciante no se le airean cosas feas?

Otra visión, en el Gurusblog de hoy. No se lo pierdan, que para opinar hay que mirar las cosas desde todos los puntos de vista posible...


Kaplan y el monzón (VII)

Bangladés en el libro de Kaplan. Un Estado que sólo aparece en las noticias como proveedor de mano de obra para las empresas. El viejo Pakistán Oriental, separado cuando, entre otras cosas, las élites del occidente del país intentaron imponer el urdu como lengua, y tan pendiente del Monzón como temeroso de las alteraciones del clima. Un país al que el islam llegó tarde (en el siglo XIII) y en el que hasta ahora se vivía una religión moderada, pero que puede cambiar por el dinero sunní wahabita de Arabia Saudí, que cae en un suelo fértil para el radicalismo, al estar abonado de miseria. Un micromundo, en fin, superpoblado y con matices como los de Chittagong, al este del país, una ciudad ubicada en el límite de la civilización indoeuropea y una demostración, dice Kaplan, que lo importante es tener instituciones que funcionen. cercano a Birmania, y alejado de esa urbe que ya es Calcuta y que marca la presencia de una región, Bengala, dividida en múltiples mosaicos.

Calcuta, cuyo nombre hace referencia a la diosa de la muerte es, asegura Kaplan, especial por muchos detalles. Es capital de la única provincia del mundo en la que gobiernan de manera democrática los comunistas, y fue fundada como un destacamento comercial por los británicos en el siglo XVIII: ahí está la legendaria figura de Robert Clive para recordar que, frente a la pseudociencia marxista, la historia la hacen las personas...

25.11.14

Palabra de Antonio Elorza: muertos buenos y muertos malos

Aseguraba el otro día en El País el profesor Elorza, una autoridad en la materia, que no había un buen comunismo soviético y uno malo:

"La apertura de archivos desde la caída de la URSS vino a modificar una importante imagen tradicional, según la cual existiría un buen comunismo soviético, el de Lenin, cuya brutalidad era justificada por la guerra civil, y luego la degeneración tiránica y criminal de Stalin, saco de los golpes desde el XX Congreso (1956). Hoy sabemos que el terror de Stalin, con sus prácticas genocidas, se encuentra ya en Lenin, como instrumento de gobierno, lo mismo que el rechazo tajante de la democracia."

De fondo, la tesis publicada ya hace muchos años sobre la bula de la que goza el comunismo en el imaginario colectivo:

"A pesar del Gulag, de los millones de muertos en el salto adelante maoísta y de los jemeres rojos, la memoria del comunismo, movimiento totalitario puro y duro, se ha salvado de la condena global que recayera sobre nazismo y fascismo. Es algo peligroso por la facilidad con que su componente de violencia represiva reaparece en los movimientos radicales posteriores".

No se lo pierda, lector. 


Elecciones y encuestas

Interesante aproximación técnica la de Pedro Riera publicada hace un tiempo en la Revista de Estudios Políticos y a la que puede acceder desde aquí. Sobre algunos conceptos que hay que manejar cuando uno analiza las elecciones a cuenta de la abstención diferencial. El concepto, por ejemplo, de "elecciones secundarias", más relevante del que parece.

No deje de echarle un vistazo, desocupado lector.  

PS: hablando de elecciones.

24.11.14

Kaplan y el monzón (VI)

La India como una invención británica, nos enseña Robert Kaplan en Monzón. Una invención avalada por el ferrocarril y por ese elemento articulador que es el Estado. Pero nada de esto era inevitable. No está el mañana -ni el hoy- escrito. La zona de Delhi es el punto de encuentro, señala Kaplan, entre la periferia del Índico y el Asia interior. desde ahí no se ve el mar, pero todo gira en torno al mar. ¿Qué papel jugará la Armada india en el futuro? Esa es una de las preguntas que Kaplan se hace. Y nos hace. ¿Hasta dónde colisionará con China la India en busca de espacios de seguridad?. 

Un Estado, el Indio, que es en sí mismo una paradoja: domina el subcontinente pero está rodeado por todos los lados de Estados claramente fallidos: Birmania, Pakistán, Nepal y Bangladés. 

Veremos que nos depara el futuro... 


PS: una magnífica noticia, la reedición del Rumbo a Tartaria de Kaplan. 

23.11.14

Leernos en otros...

Arcadi Espada, en El Mundo de ayer, hablando de Josep Pla. Y de cualquiera de nosotros:

"La explicación es que se trata de la vida de un escritor que nos acompaña desde hace mucho en la nuestra y al que vemos dedicado, día a día, a las tareas más hondas: escrutar el cielo, romper la soledad, buscar el amor, beber el whisky de orina clara y fácil, comer sabiendo que cada bocado mediocre es una derrota irreparable y leer aquellos a los que leímos, Léautaud, Montaigne, Boswell, porque él los leyó. Como todos los escritores verdaderos, Pla parece estar escribiendo siempre, aun en prosa myrga, nuestra propia biografía."

PS: hablando de Pla, un imprescindible...

22.11.14

Acción y viajes (cine al por mayor)

Repaso a alguna de las películas. Asesinos de élite: una película que es mejor de lo que anuncia tanto el trailer como el título: épocas oscuras, con las fuerzas especiales europeas haciendo y deshaciendo. Asuntos que nunca se aclararon del todo, en este caso en Omán, con la pelea por el poder a principios de los setenta. Buen cine, con un gran Clive Owen

Torrente, el gran Torrente y la operación Eurovegas. Un esperpento al que la crisis ha convertido en factible. Ya saben, esa diferencia que hay entre lo posible y lo probable. Buena película, con buenos toques de humor y esa gracia de Santiago Segura para retratar todos nuestros complejos.

También Interestelar. Buen cine, con unos inexpresivos McConaughey y Damon estropeando en cierto sentido un buen guion y una buena dirección de Nolan, muy en la línea de Origen.

Un par de clásicos, uno hermoso, el paseando a Miss Daisy o el ciclo de la vida; con un magnífico Morgan Freeman. Una película, pienso ahora, para ver a partir de los cuarenta. Y finalmente, Atrapa a un ladrón, con un elegante Cary Grant pero quizá mal envejecida.   


PS: de Gregorio Morán hablábamos el otro día.

21.11.14

Lucidez (de España)

Ramón de España. Una de las primeras y evanescentes lecturas. ¿Cómo tomarse en serio la identidad cuando uno creció con libros como España mon amour y Europa mon amour, verdad Hornuez? El otro día lo entrevistaban en Crónica Global, ya saben, ese intento de hacer periodismo no nacionalista desde Barcelona. 

El texto merece una buena lectura. No se lo pierdan y entenderán el motivo de que el PSC se esté desangrando de manera lenta y cruel, con un trasvase de votos a Ciudadanos que no se detiene. 


20.11.14

Los abstencionsitas

Quizá la clave, como decía Juaristi el otro día, y como recordaba hoy también Patxo Unzueta en El País, es que los independentistas están movilizadísimos, no hay más que verlos, mientras que los no independentistas siguen con su vida. 

Esa movilización que otorga sentido a las frustraciones cotidianas y que se enmarca en un "empecemos de nuevo". Como si ello fuera posible. Y como si uno fuera capaz de esconder sus miserias bajo un nosotros memorable.

Y ya que de vascos hablamos, no está de más recordarles a los nacionalistas aquello de que "Ni al andar se hace camino / ni al volver la vista atrás / senda alguna otearás: / abrojos, cardos y espinos / que volverás a pisar"

Kaplan y el monzón (V)

El error de ver a La India como un todo, señala Robert  Kaplan en su Mónzón. Un país que alberga la tercera población musulmana del mundo, sólo por detrás de Pakistán e Indonesia. Esa heterogeneidad del país se ejemplifica bien en el Guyarat, la tierra natal del actual presidente Modi. Una zona costera, en el occidente del país, patria de comerciantes. Y de emigrantes como Gandhi: primero al resto del Índico. luego a los Estados Unidos. Y esa sensación, bien contada por Kaplan, de que la apertura y el encuentro con la globalización ha relanzado el nacionalismo hindú de Hindutva. Un nacionalismo pacato y reactivo, como todos. Hay que ser muy maduro para asumir la complejidad del mundo, y no todas las culturas lo son. Para asumir nuestro peso en el planeta y para darse cuenta de que todas las identidades no dejan de ser, en el mejor de los casos, una construcción cultural y, en el peor, una cárcel.  

El paso del mundo rural al mundo urbano hará necesario que las instituciones en la India actúen como palancas de modernización y funcionen. Y que la clase media vea, a través de la legitimidad de sus instituciones, que hay más caminos fuera de la etnicidad para alcanzar el bienestar colectivo.

19.11.14

Lecturas (y obispos)

La carta del pasado sábado de Arcadi Espada. Leer emborrona siempre el pasado, porque casi nunca las cosas son blanco o negro. Ahí está la historia del obispo abulense: freten a esa idea del buenos contra malos. Una reflexión inquietante, y una frasea cusadora; lanzada contra todos nuestros prejuicios: "¿Quién lee en España lo que no le confirma?"

No se la pierda, desocupado lector. A cuenta de la maldita guerra civil; ya sabe, lector, "el acontecimiento histórico del siglo XX sobre el que más se ha mentido". 

Las urnas y los milagros

Tradiciones de El Perdíu. Comprar ABC los sábados por El Cultural. Comprar La Vanguardia por la sabatina de Gregorio Morán; un hombre del que siempre aprendo algo, que creo que es el más delicado elogio que puede hacérsele a un escribidor. Magnífico el artículo de la última semana: las urnas y los milagros. No se la pierda, desocupado lector. Le va a dar muchas pistas sobre lo que está pasando en Cataluña. 

Sobre lo que pasa cuando cuando una minoría controla todos los resortes de la vida social del país.  Hegemonía cultural, ya saben...

Ps: hacia el este

18.11.14

Un país, una minoría, una victoria

Rumanía. Un país cercano. Un país hermoso por el que viajar. La bella Sibiu, a la que recuerdo con lluvia. La orgullosa minoría alemana, vendida como ganado en la época del comunismo para obtener divisas. Unas elecciones, las rumanas, que han supuesto una relativa sorpresa por la victoria del candidato liberal. Klaus Iohannis, frente al polémico Victor Ponta, cuyo partido está relacionado con las viejas élites de la dictadura. La importancia, a mayores, del voto de la diáspora, quizá más crítico que el que permanece en el país.

La alternancia, el respeto a las minorías y la posibilidad de los que pierden de ganar en las siguientes. Eso es además la democracia. 

Suerte en la tarea...

Kaplan y el monzón (IV)

Nos enseñaron a ver el Pakistán como una unidad. No lo es; nunca lo fue. Es una construcción cultural, como bien señala Robert Kaplan en su imprescindible Monzón. Otra de tantas. Dentro de ella yace el Beluchistán, quizá la única tierra en la que hubiera sido posible el sueño de Jinnah de país plural y abierto para los musulmanes del subcontinente Indio. Aquel sueño es hoy es la pesadilla de una Yugoslavia con bombas nucleares. Y nadie sabe como acabará: quizá el fin del mundo empiece allí. Un país que ha complicado hasta lo indecible el avispero afgano, ya que el apoyo que el Estado pakistaní dio a los talibanes era visto por su élite militar, representada por el general Babar como una forma de aplacar el caos en el que Afganistán se sumió a la salida de la Unión Soviética.

Al final, considera Kaplan, la doble consideración de ineficaz e ilegítimo que muchos ciudadanos hacen del Estado pakistaní, dificulta la evolución del sueño de Jinnah y quizá Pakistán no sea más que una creación temporal que ya fue amputada en 1971 y que quizá desaparezca en breve. 

El problema está en qué autoridad sustituirá a la del decadente Estado actual... 

17.11.14

El populismo era esto...

Brillante Caín en La Razón de esta mañana:





Desafíos (una semana después del nueve ene)

El momento es complejo. Y no está claro cómo salir de él. Nada claro. Autoridades públicas que desafían al Estado. Que lo desafían con arrogancia. Pese a que el resultado ha sido, en el fondo, un fracaso también para ellos: un país que reclama la independencia no la apoya con un 30%. Aunque entiendo que tampoco eso les preocupe: para un nacionalista, la existencia de una nación y sus derechos no están sometidos a los votos. Ya volverán. Ya ganarán. 

Como decía Juaristi ayer en ABC, quizá el problema de fondo es que no hay ninguna comunidad que contraponer a la nacionalista, ni en Cataluña ni en el País Vasco. Quizá los complejos de la transición sean definitivos y ya sea tarde para articular una respuesta cívica y social al independentismo. Lo único que tienen enfrente es una masa poco estructurada que calla y otorga. Y eso es un problema, porque esta es una lucha, como todas, por la hegemonía cultural. Y mientras cada día que pasa lo cool y lo políticamente correcto sea la independencia, estarán cada día un poco más cerca de su objetivo...

PS: por cierto y como ejercicio. Compare el apoyo al carlismo catalán con las zonas en las que más porcentaje de participación hubo en la dizque consulta. Es lo de siempre: el campo contra la ciudad... Llevamos así desde el Neolítico...

16.11.14

Reflexiones de domingo

Al hilo de las reflexiones que Solé Tura hizo sobre la autodeterminación, una magnífica tribuna de Francesc de Carreras el otro día en El País. Y una constatación: la ambigüedad de la izquierda en este tema ha beneficiado a los independentistas. Y es que no todo vale en nombre de los votos y las mayorías...

Feliz domingo.

15.11.14

Apatía

Ya sabe el desocupado lector el interés que siento por Andrés Trapiello, sobre todo después de devorar, y gozar, su magnífica reedición de Las armas y las letras. El otro día el escritor leonés confesaba su desazón al haber leído el manifiesto de Libres e Iguales en Cáceres ante, literalmente, cuatro gatos. Una tribuna que cualquier ciudadano debería leer lleno de temores y que lleva por título Viejunos. No se la pierda, desocupado lector. 


PS: contrahistoria, ¿qué hubiera pasado si Fawkes hubiera triunfado?

14.11.14

Todo nuevo (apuntes)

Los momentos míticos, fundacionales. Adanistas. Son siempre mentira, por supuesto. Y más en la nación, que siempre anda mirando por el retrovisor lo que imagina que pasó. Están los independentistas catalanes con el camelo del país nuevo: ese camelo que también se nos presenta a los varones cuando pensamos que podemos empezar de nuevo a los cuarenta, con sabiduría pero sin taras. Causa un poco de rubor: en el caso de los varones y en el de los países. No hay nada nuevo que empezar. Las mismas personas, con otros ropajes acaso, pero las mismas. Siempre ls mismas. Por eso la nación suele ser un refugio para los canallas. 

Leyendo el otro día un ensayo de Zira Box, publicado en la Revista de Estudios Políticos hace un par de años, y que incide en el tema que luego trataría en el su aportación al libro Ser españoles, no podía dejar de acordarme en la similitud de mensajes de los falangistas de los primeros años de la dictadura, con todas estas bobadas de ahora: un país nuevo, un mundo nuevo. Surgido de una guerra o de una secesión, eso qué más da: lo importante es que sea nuevo y que todos seamos más jóvenes. 

Nunca lo olvide lector, todo no es más que un Spoon river: "nuestros padres mintieron. Eso es todo".  


PS: Victor D´Ors, en su "Confesión de un arquitecto" escribía: "Es necesario formar una España absolutamente nueva de continente y contenido, entroncada exclusivamente con la vena más auténtica de nuestra tradición". Tradúzcalo desocupado lector al catalán, cambie España por Catalunya y mire a ver si le suena creíble en la Cataluña actual...

13.11.14

El año de plomo

Ayer. Preestreno en Madrid de 1980, la última película documental de Iñaki Arteta. Sobre aquel año de plomo. Testimonios, recuerdos, muertes y más muertes. Y algunas ideas sencillamente repugnantes, el tal Setién, lobo entre las ovejas, el tal Labayen, con ese discurso ruin de la espada del nacionalismo. De fondo, a mayores, la sensación de que el terrorismo cumplió una parte de sus objetivos: la desarticulación del centro derecha no nacionalista, por ejemplo. La expulsión simbólica de España, el silencio de los disidentes, la aceptación como normal de los juicios sumarísimos de los asesinos. Magníficas las reflexiones de Aurelio Arteta y de Gaizka Fernández durante toda la cinta, sobre el papel de la familia en la transmisión del relato del odio. La serenidad de Teo Uriarte. La inteligencia de la gente de Euskadiko Eskerra. El dolor de los familiares. La desvergüenza del nacionalismo incruento. 

Un documental necesario que se estrena mañana en toda España.

Por muchos motivos, no se lo pierda, desocupado lector. 


11.11.14

Las Edades

Nos acercamos a ver Las Edades. En Aranda de Duero. Un paseo por la ciudad antes de entrar. El modelo de las edades corre riesgo de morir de agotamiento. O de éxito. No es fácil ir cambiando de ciudad, en la vieja Castilla, y no repetirse. Pero van encontrando cosas diferentes, por ejemplo, empezar a confrontar arte clásico de las diócesis con arte moderno. Un buen diálogo.  Y por la noche, ya sabe, desocupado lector, lo que pasa cuando uno entra en esa tierra media que es el Reino de Hornuez: vasos, vinos y risas, alguna vomitona, / abrazos de amistad, eterna aquella noche...



Lo pasamos bien: magnífico anfitrión y buena compañía, mientras el resto del dream team volvía de la tierra de los nubios

Gente viajera, es lo que somos... 

9.11.14

Institucionalistas y/o culturalistas

Sigo con interés las tribunas de Manuel Arias Maldonado en El Mundo. El otro día, reflexionaba el autor sobre el papel que juegan las instituciones y la cultura en la regeneración de un sistema democrático. Vaya por delante que a mí la expresión regeneracionista no me gusta. Nada. En este viejo debate me lleva a soluciones tan mágicas como trágicas, pero en fin, es lo que hay y debo usar estos términos. Una buena lectura sobre el viejo debate entre cultura o instituciones.

Disfrute del domingo. 


8.11.14

Cuando no te premian los tuyos

El poco carácter institucional de la ciudadanía en España. Y la imposibilidad de distinguir, supongo que fruto de cuarenta años de Dictadura, entre el Estado y el Gobierno. Ahí está Jordi Savall, un músico magnífico, del que he disfrutado, tan feliz cuando lo premia el gobierno nacionalista catalán y con tantos escrúpulos cuando lo premia el Estado centralista. 

Y ahí está Jon Juaristi, premiado por la Comunidad Autónoma Vasca, explicando porqué él sí que ha decidido aceptar el premio.

Siempre ha habido clases, decía Mi General cuando, era verano, y paseábamos por el Lago

7.11.14

Los derechos de los muertos; los derechos del mañana.

El sueño de toda nación: venir desde la prehistoria, llegar hasta la eternidad. En el camino, como eslabones, los hombres. La idea de que uno tiene más relación con sus muertos que con los vivos de hoy. Que un catalán de hoy está más cerca de uno de 1900 que de un ciudadano allí avecindidado y que no comparte su credo.

El vídeo de los secesionistas es demoledor, y como bien señala Pericay, en él no se han atrevido a sacar a Tarradellas:



No se lo pierda, desocupado lector. y después de verlo, dese usted un paseo por este otro vídeo.




Es un círculo completo: de los muertos al mañana.

Tremendo

6.11.14

Izquierdas y derechas, en Hong Kong, por ejemplo

Leer a Sorman los domingos. Uno de los placeres de abrir el ABC. Su columna de la semana pasada, sobre las categorías de izquierda y derecha. Y un párrafo magnífico, al hilo de las revueltas estudiantiles de Hong Kong:

"La respuesta de las autoridades comunistas chinas a los manifestantes que reclaman unas elecciones democráticas es memorable. LeungChun-ying, el jefe del Ejecutivo de Hong Kong nombrado por Pekín, excluyó el diálogo con los estudiantes y convocó a la plutocracia local, los empresarios cuya fortuna depende de su relación con el partido. Les dijo sin ambages que la democracia llevaría a los «pobres» al poder, ya que la mitad de los electores de Hong Kong tiene una renta inferior a 1.200 dólares al mes. Estos exigirían políticas «sociales», como el aumento del salario mínimo y una redistribución de tipo europeo. La democracia, por tanto, sería perjudicial para los «negocios», mientras que el Partido Comunista garantiza que los ricos lo serán todavía más." 

El comunismo, además de millones de muertos, al final era esto. 

5.11.14

Historias ya olvidadas: aquella Barcelona

Hubo otra Barcelona. Frente al modelo provinciano de Trías y de los escamots, hubo una ciudad cuya memoria se ha oscurecido y de la cual en uno años no quedará nada ya. Esa ciudad que celebrábamos en otras vidas el gran Miqui y yo mientras arreglábamos desde el Borne un mundo que ya no era el nuestro. La Barcelona de las revueltas: la rosa de fuego de la que nos hablaron hace muchos años, cada uno en su campo, tanto el maestro Álvarez Junco como el maestro Eduardo Mendoza. Y aún antes, la Barcelona de la jamancia. La prensa es enterarte de cosas por las que nunca hubiera preguntado. 

No se lo pierda, desocupado lector, 

4.11.14

Economías en cambio (IV)

Tanto modelo de nueva economía, tanta hostia, y al final el dinero se nos escapa de entre las manos como sociedad. Dinero líquido. "Nada permanece, todo se desvanece", cantaba el Loco en Balmoral. ¿De verdad alguien se cree que una empresa como Facebook ganara el año pasado en España lo mismo que una PyME?.

Los datos, aportados el otro día por Expansión,  son sencillamente escandalosos. Aunque más escandalosos serán, imagino, los de Uber y demás empresas que ni siquiera dejan aquí sus migajas...

Y vosotros riéndoos y celebrando lo divertida que esta esta economía jatorrra,  de buen rollo y sin trabas...


3.11.14

Kaplan y el monzón (III)

El Monzón de Robert Kaplan dedica unas palabras liminares al papel que los portugueses jugaron en el Índico. A mí se me hace complicado de imaginar, claro, porque para mí Portugal, y que me perdone mi hermanu Lauru, es La Raya y el mar es algo lejano, como lo es la infancia cuando uno ha doblado ya el cabo de la cuarentena... 

Los europeos, esto es, los portugueses, llegaron allí para comerciar. Y llegaron a un territorio, el área de influencia del pérsico, que posiblemente es la ruta martítima de comercio más antigua de la humanidad. Frente al modelo del desierto, que genera Estados inestables, señala Kaplan, el modelo de las ciudades marítimas. No hay civilización sin ciudades, como no la hay sin comercio. Esto lo aprendimos los senabreses hace siglos, cuando escapamos de tremendo Rodrigo y sus mesnadas para comerciar en las campas de Nuestra Señora del Puente. Vasco de Gama no descubrió Asia para los europeos, hizo algo mucho más relevante, descubrió un sistema de vientos que permitía llegar allí y que metió a Asia por vez primera en el tablero de juego europeo. Unos portugueses que hicieron con el Índico lo que Roma con el mediterráneo: darle una unidad en el imaginario colectivo. 

Por cierto que es curiosa la vida de Camoens, cuyas andanzas relata Kaplan: periférico, pobre y quizá rayano, como nuestro judío más universal. Y en ambos, esa sensación tan sensata, tan lúcida y tan triste de que el éxito y el fracaso no son, en el fondo, más que dos impostores.  

2.11.14

Aquellas ratas desalmadas

Aquel año tremendo. 

Aquella maldita carrera de bicis en Salvatierra, como recordaba con maestría Antonio Muñoz Molina el otro día en Babelia

El esfuerzo de hacer cine, a cargo de Iñaki Arteta. Un hombre al que nunca subvencionará el gobierno nacionalista vasco. Un hombre al que allí no aprecian ni los cruentos ni los incruentos. El hombre que una vez nos contó trece historias entre mil...

El recuerdo de todos aquellos que murieron en nuestro nombre, y solo porque los asesinos no podían matarnos a todos.

Aquellas ratas sin alma. Que por cierto mataban por ser nacionalistas y por ser de extrema izquierda. Y mataban, ahora que somos todos tan jatorras, a personas que no eran ni nacionalistas ni de extrema izquierda. Y los mataban, precisamente, por no serlo.


Aquel 1980 de Iñaki Arteta. 



Muy pronto en cines. Y esto lo escribo hoy, el día en que los cristianos celebran la fiesta de los fieles difuntos...

1.11.14

Coincidencias, a la francesa

El fin de semana pasado, dos de los tres grandes diarios españoles coincidían en tratar en sus tribunas el tema francés. El declive de un país que lleva al menos desde 1956 sin entender cuál es su papel en el mundo. Si el sábado era Felix Marquhardt el que abordaba El problema de Francia, el domingo era Guy Sorman el que escribía sobre La enfermedad de Francia. Buenas reflexiones ambas, similares a las que por aquí se oyen de vez en cuando. Y un denominador común: el susto ante la emigración de los jóvenes más cualificados, con algunos datos espectaculares, como que Londres se ha convertido ya en la cuarta ciudad con mayor número de franceses del planeta, o que la gran mayoría de ellos emigra a destinos anglosajones.

Decía Mosiés Naim en su magnífico ensayo El fin del poder que no hay que hablar de fuga de cerebros sino, más bien, de circulación de los mismos. Y es que las mentes más brillantes también votan con los pies...