20.11.13

Polución y prensa (socialdemócrata)

"Una gran polución": la carta de Arcadi Espada el pasado sábado en El Mundo. Un ejemplo brillante de lo que no soy capaz de escribir. Todo aquel ruido, toda aquella campaña orquestada por la izquierda: parecía que el petrolero llevaba carga de Aznar y que lo habían hundido al alimón un Cascos borracho y un Fraga de cacería, o al revés. 

Toda la lata que dieron. Nadie se ha disculpado. Nunca. Meter ruido. Mucho ruido. Negar la legitimidad a un gobierno cuando no lo ejercen ellos. Y ahí nunca se han detenido ante nada: qué más da el Plan Hidrológico, que el petrolero, que una guerra a miles de quilómetros. Todo es bueno pa´l convento, piensan los estrategas de la izquierda. El agit/prop, siempre en el adn de la izquierda. De la política y de la mediático. Aquel periodismo. De combate. Lamentable. 

Y la sensación, final, de que ni a la izquierda ni a sus altavoces les ha importado nunca ni lo más mínimo los niños de Bagdad, las riberas del Ebro o las playas de Mugía...

PS: Un párrafo modélico: "Durante los dos meses posteriores a la catástrofe la prensa socialdemócrata publicó una media de ocho páginas diarias sobre el caso. Algún día sobrepasó las 20. Ocho páginas de periódico durante dos meses es una brutalidad de papel y de esfuerzo que no tiene comparación fácil. En un momento, además, donde los periódicos de papel eran más importantes que ahora y dirigían en todos los sentidos el tráfico de las noticias".

2 comentarios:

Carlos Terrón dijo...

Hola Perdiu

El problema con el caso del Prestige , es que a posteriori, todo el mundo es sabio: Te encuentras a apenas 10 millas de la costa, un petrolero sin gobierno, con una raja en el costado, vertiendo fuel oil, mar arbolada y tienes que tomar una decisión, en condiciones de incertidumbre - nadie sabia lo que duraría el casco, nadie sabía la altura de las olas , nadie sabía si el casco se partiría por la mitad en medio de la ría de Corcubión.


Pero claro, eso son detalles demasiado nimios cuando puede usarse por parte de algunos para crear agit-pro, algunos - como Izquierda Unida - que luego ni se dignó a aparecer por el juicio como puede leerse en la sentencia.

No me llevo a engaño en este accidente: Si se hubiese intentado meter en una de las rías gallegas y se hubiese roto dentro, los mismos que ahora aúllan porque se alejó el petrolero, aullarían porque se metió en la ría.

De todas maneras, creo que el papel del periodismo en estos últimos quince años será para estudiarlo en un futuro. Flaco favor han hecho unos y otros a la ciudadanía.

Anónimo dijo...

Qué escasa vergüenza tienen ustedes. No es una cuestión de si hundieron o no el Prestige, ha sido toda su conducta desde el primer minuto, de una incompetencia total El sectarismo ahoga a este país, y usted es un ejemplo a estudiar de ese feo fenómeno. Tampoco de esto sabe mucho, pero por hablar y calumniar que no quede. Qué obsesión, amigo. Hágaselo ver, como dicen los catalanes.