8.7.10

Todos estamos invitados

Todos somos varias personas a la vez. No hace falta haber visto El Club de la lucha, (una película por cierto sobrevalorada que le recomendó por cierto aquel que quien sabe si tal vez ya antes hubo otro) para darse cuenta. Jugamos varios papeles, e incluso dentro de ese papel (amigo, amante, hermano, sobrino, tío…) rara vez somos la misma persona. Por eso a veces cuando pienso en la eternidad, o en el cielo de los católicos, no soy capaz de comprender cuál de nosotros mismos es el que está plácidamente sentado en el cielo disfrutando de la eternidad. Así somos los hombres: cambiantes, contradictorios, volubles. Yo el primero, por cierto. Aprendiendo a mi edad cosas que quizá es mejor no aprender. O quizá sí, quién sabe.

Aprendiendo que un para siempre puede significar sólo un par de semanas, aprendiendo que la lealtad es relativa, que la gente cambia, que las relaciones humanas son complicadísimas, que las personas vienen y se van, que los amigos desaparecen, que se puede querer a alguien pero que, a la vez, se puede querer no estar con él, que a veces uno miente para protegerse. Que todo lo que uno es, y todo lo que uno ofrece, puede no ser suficiente, y que la vida va a toda velocidad.

Que a veces, en fin, para poder decir la verdad, uno ha de mentir(se).

En cualquier caso, esto es vivir, ¿Verdad Mi Coronel?


PS: Cavafis, siempre Cavafis: You said, "I will go to another land, I will go to another sea. / Another city will be found, better than this. / Every effort of mine is condemned by fate; / and my heart is -like a corps-- buried.

2 comentarios:

hornuez dijo...

Toda generalización es falsa, incluida ésta, pero yo sólo me atrevería a decir que la gente cambia cuando en idénticas circunstancias actúa de diferente manera.

Y como no podemos meter la vida en un laboratorio, la generalización (falsa obviamente) es, otra vez, "Es gilipollas" en lugar de "Está gilipollás".

El Coronel dijo...

Pues sí, esto es vivir. Hornuez, en algunas cosas creo que se dicen grandes verdades

"Que todo lo que uno es, y todo lo que uno ofrece, puede no ser suficiente, y que la vida va a toda velocidad." Son dos grandes verdades.

Pero sobre todo, esto es vivir...