22.4.10

Nuestra izquierda, nuestro problema

A veces nos olvidamos de lo importante. En nombre del respeto a la diferencia, del miedo a ser tachados de eurocéntricos, de no querer resultar políticamente incorrectos, nos olvidamos de lo más relevante. Les vamos dando carrete, decimos, de manera condescendiente, que ellos tienen derecho a intentar explorar su vía. Y nos olvidamos de lo relevante.

Lo relevante, en este caso, es la ciencia. Y lo relevante es la verdad, que es lo único que en verdad nos hace libres. Viene esto a cuenta no sólo de las estrafalarias declaraciones del tal Morales el otro día, culpando de la homosexualidad a los pollos, sino también al hilo de la evidente falta de libertad que hay en estos países que constituyen territorios liberados por la izquierda. Como si la homosexualidad fuera una enfermedad, madre mía. No sé qué obsesión tienen todas las culturas antioccidentales con los maricones, quizá porque en el fondo temen serlo de manera vergonzante: aquellas palabras del tirano persa, en la ONU, descartando la existencia de gays en su país y tan bien parodiada aquí por Muchachada Nui.

No sé qué cara se les queda a los progres y a toda la gentuza que nos vende a diario que otro mundo es posible y que Europa es sólo un modelo más cuando oyen estas barbaridades. Los derechos humanos son universales, y universal es (o ha de ser) el anhelo de libertad del ser humano. Todas estas bobadas de universidades indígenas donde enseñar otras cosas, de medicinas alternativas, de chamanes y de gilipolleces no son más que bobadas. Y profundamente reaccionarias, por cierto. Como gran parte de nuestra progresía de postal, siempre tan temerosa de los avances. Que el otro se quede con su atraso y su folklore mientras que yo disfruto del nivel de vida de occidente.


PD: Este homófobo de Morales fue recibido en loor de multitud en la Facultad de Políticas, en mi Facultad de Políticas, hace menos de un año. No dejen de ver los aplausos. Esta es nuestra izquierda, no tenemos otra. Así les va. Así nos va.


Coda: ¡A mejorarse!, al menos un poquito.


PS: "Para entonces, la policía también había detenido a Giovanni Senzani, de cuarenta y dos años, profesor de criminología en la Universidad de Florencia hasta que se pasó a la clandestinidad en 1981 como líder de las Brigadas Rojas. Entre sus pecados del pasado, Senzani había recurrido a su capacidad de asistir a congresos internacionales para “señalar” a tres destacados adversarios de la extrema izquierda en el medio académico, que fueron a su debido tiempo asesinados por las Brigadas Rojas".

Burleigh, Michael: Sangre y Rabia. Una historia cultural de terrorismo. Madrid, Taurus, 2008. Pág. 292.

8 comentarios:

rebolloa dijo...

Es curioso, porque la derecha conservadora en los EEUU, y en España, por cierto, preferirían que los homosexuales ni se casen. Aquí en los EEUU la discriminación legal es rampante en el 90% de los estados de la unión. Esta es la derecha que nos toca vivir y a la que mucho pepero aspira... madre mia...

Espectador dijo...

Hay que ser compasivo. Nuestra izquierda carga con una pesada cruz, doblemente pesada en su caso por aquello del simbolismo cristiano. Por un lado son fervientes (¡otra vez la cruz!) partidarios de las formas alternativas de sexualidad. Y por otra son apóstoles (¡y dale!) de la alianza de civilizaciones. Pero resulta que todas las otras civilizaciones excepto la occidental son rabiosamente homófobas. ¡Y no se limitan a una crítica verbal, o a un ostracismo social, sino que muchas de ellas la castigan con la cárcel o la muerte!

¡Ya solo faltaba el puro e indigenista Evo acusando de la homosexualidad al consumo de pollos! El siguiente paso será proponer la curación de esta desviación del camino recto (¡que paradoja!) mediante el consumo de coca. Pero al menos esta vez, Zerolo y sus muchachos/as han estado al quite y han protestado contra Morales, no como cuando en Irán cuelgan a un homosexual por serlo y silban mirando hacia otra parte. Se ve que la Pachamama de Evo les inspira menos miedo que el Islam.

Anónimo dijo...

"Es curioso, porque la derecha conservadora en los EEUU, y en España, por cierto, preferirían que los homosexuales ni se casen. "

Oh, oh, cuando alguien denuncia a un criminal de izquierdas nunca falta un progre para recordarnos que el pepero del quinto no le saluda, el muy maleducado. Fíjate, en Irán los matan ¡ya sólo les queda hacer como los fachas yanquis, que les prohiben casarse entre ellos!

Se habla de la izquierda que nos toca padecer y no falla, un progre nos ilustra el tema con un ejemplo vivo.

El Perdíu dijo...

Mi General, no creo que compare usted, ni por asomo, la situación de los homosexuales en sitios como en Cuba o Irán, con la de los Estados Unidos... Como dice el último anónimo, no hay que confundir las churras con las merinas, y las situaciones se analizan comparando... ¿no le parece?
Y en fin, no sé a qué se refiere con lo de los peperos.... pero no creo que encuentre usted más homofobia en el pp que en el psoe o que en el pnv...

Anónimo dijo...

Evo Morales siempre ha sido un ignorante y paleto hecho presidente.

Hay una inmensa mayoría en Bolivia y en casi toda Sudamérica homófoba. Siendo más acusado y sin fundamento religioso en las clases bajas. Lo raro sería que Evo no lo fuera. De todas formas la prioridad sería que aprendiese algo de transgénicos el muy idiota esta diciendo estupideces sobre una de las posibles claves para el desarrollo de la humanidad.

Y más típico que la izquierda apuntando a uno de derechas para expiar a sus gilipollas multiculturales es la derecha criticando a los países en vías de desarrollo por derechos que se lograron a su pesar y que aún hoy muchos en sus filas critican abiertamente.

Por no hablar de gilipollas como Rush Limbaugh que decía hace nada que el volcán era consecuencia de la reforma sanitaria, el Dios de turno recomendando masacrar Irak o que los gays causaron el Katrina que han mantenido reputados miembros de la derecha estadounidense. ¿Qué opinión de los gays tiene el Opus Dei?¿Qué piensan los políticos españoles afiliados a esa secta?


Lo que pasa es que controlan más de corrección política y llevan a Aquilino Polaino a que cuente lo que piensan mientras ellos callan como putas.

¿Cuántos cristianos sostienen abiertamente y sin necesidad de ir a Persia que los gays son producto de la decadencia moral de occidente?¿qué no nacen si no que se hacen?¿Cuántos se alegran de la inoperancia en el tema de la ONU gracias a los países islámicos?

Supongo que la referencia a Irán es fortuita, por alguna razón que se me escapa cierta gente nunca se acuerda de los aliados occidentales para estas cosas, a la hora de la guerra de civilizaciones ciertos países desaparecen. A quien le importa cuantos gays maten mientras cenen con el rey y vendan barato.

Espectador, infórmese un poco ha habido muchas culturas tolerantes con la homosexualidad, occidente es la única de gran tamaño y solo si extirpamos previamente la religión, aunque el cristianismo y judaísmo tienen un origen común en religiones orientales hay que reconocer su importancia en la historia occidental, y en este caso, en la homofobia occidental.

Es cierto que por aquí no les matan, la impunidad para matar gays acabo hace años. Hace medio siglo que se suicidaba Alan Turing tras ser obligado a hormonarse. Hace menos matar gays era la mejor forma de NO acabar en la cárcel en EEUU y hace bastante poco el "miedo insuperable" hacía que un jurado absolviese a un asesino en Galicia. En todas y cada una de las reformas para cambiar esto la derecha y especialmente la derecha religiosa ha sido el mayor, y a veces único, obstáculo. Hace meses se despenalizaba la homosexualidad en la India, adivinad que piensa el obispo de turno. Y no podemos olvidar la gran influencia y apoyo del fanatismo cristiano a los infructuosos intentos ugandeses.

Espectador dijo...

Por alusiones del último anónimo.

Ciertamente ha habido otras civilizaciones tolerantes con la homosexualidad: la Grecia clásica es un ejemplo. Pero ¿cuantas veces ha hablado con Alcibíades o su maestro/amigo Sócrates en los últimos meses? Más cercana en el tiempo me viene a la mente la cúpula de las SA de Röhm (por cierto, la parte más SOCIALISTA del movimiento Nazi), pero parece haber un consenso en que eran los malos.

Mi afirmación, por supuesto discutible, es que entre las civilizaciones ACTUALES solo la occidental (¿decadente?; no lo he dicho yo) es tolerante, lo cual no quiere decir que todos los occidentales consideren que sea la mejor opción sexual; solo que no debe perseguirse, ni estimularse (como hace parte de la izquierda); es una opción personal, respetable sin necesidad de compartirla.

Mi tesis era otra; que es difícil compaginar la tolerancia con la homosexualidad con la alianza con unas civilizaciones (islámica sobre todo, pero como se ve también la indigenista de Evo) donde HOY EN DÍA (no en el pasado) se persigue, a veces hasta la muerte, esta desviación o patología (Evo dixit, aunque no con esas palabras; no creo que haya oído nunca el término pathos).

Y no se me conteste con que la Iglesia Católica sigue considerando la homosexualidad como un desorden moral; la diferencia es que no propone que a los homosexuales se les encarcele, como en la comunista Cuba de hoy día, ni ejecute, como en el Irán actual; los que consideren que éste es un matiz sin importancia, deben hacérselo mirar. Como dijo otro anónimo anterior, es como los que, cuando se recuerda que el comunista Pol-Pot exterminó a un tercio de la población de Camboya (algunos por llevar gafas, lo cual los hacía sospechosos de ser intelectuales), contestan que a ellos un vecino del PP no les saluda, así que todos son iguales.

miguel dijo...

Estimado escribiente del blog le hago un comentario simple, que no simplista, creo.
La declaración de Morales para mi es lo que llanamente se llama una tonteria, una bobada, una niñeria. La homofobia de verdad es la que se experimenta en paises donde las personas homosexuales son ahorcadas. Además esto pertenece al señor Morales mas que a la izquierda, sin quitar que el señor morales pertenezca a la izquierda. No creo yo que en España donde se aprueba el matrimonio homosexual se esté en la linea de aplaudir la chorrada de que el consumo de pollo te vuelva homosexual.
Seguiré reflexionando. un abrazo.

Mariena Por el Cambio dijo...

La idea de un liberal, al menos la que yo tengo, es que las parejas homosexuales tengan los mismo derechos que las heterosexuales, por pura lógica. Si hay políticos que por conveniencia dicen una cosa o la contraria y pertenecen al PP o a cualquier partido es su problema.
Con lo que no estoy de acuerdo es con el adoctrinamiento sistemático en los colegios desde la más tierna infancia al respecto. Yo como padre soy quien tengo que educar en este sentido, como en el religioso y otros más, a mis hijos y no el Estado.