27.2.10

Cine & Teatro (o al revés)

Fuimos al teatro a ver Futuros difuntos (gracias, Mi Coronel), a cargo de La Zaranda. Iba uno con cierta prevención: el teatro moderno a veces es demasiado ruidoso, como reflejo del mundo en que vivimos. Pero me gustó la obra. La reflexión sobre la vida, sobre la muerte, sobre el poder, y sobre la locura. Recomendable. La embriagadora esencia del teatro, siempre tan cercano. Ver caer las luces y ver alzarse el telón, sentirse un niño ante una historia que a uno le van a contar. Está en en el Español.

Estuve viendo también El diablo viste de Prada. Más interesante de lo que parece a priori por el título y el argumento. Cuando uno ha tenido alguna vez, como es mi caso, un jefe que se parece a Miranda Priestly, es divertido ver cómo le hace esas cosas a otro y no a ti. Si tiene un rato, véanla. Por cierto y como anécdota, Miranda es escorpio. Si quieren saber lo que eso significa, no dejen, por favor, de leer, Las malas noticias del horóscopo. No diré más.

PS: “O enterramos el pasado, o el pasado nos enterrará a nosotros”, dice uno de los personajes de Futuros difuntos.

PD: lo de los Montilla sólo se podía dar en un sitio como Cataluña. Ahora resulta que lo importante es que los niños hablen alemán. El catalán obligatorio, para los hijos de los obreros. Hay que tener cara.

1 comentario:

El Coronel dijo...

Esas gracias no se merecen, siempre es un placer disfrutar de su compañía, aunque en esta ocasión fue breve, por cierto, ¿contrató el seguro) ;-)