28.1.10

Cavafis, el viaje y la ciudad

Hoy toca Cavafis. Un griego de Egipto, de cuando las naciones no dominaban aún el mundo.

Hoy toca un poema. De Cavafis, claro. Dedicado, por el autor y por mí, a todos aquellos que creen que huyendo se solucionan los problemas. Porque es algo que todos hemos pensado alguna vez. Luego, te haces mayor y descubres que de todo se puede huir, menos de uno mismo.

En fin, a todos nosotros Cavafis nos dio la respuesta hace años.


La ciudad

Dices: "Iré a otra tierra, hacia otro mar

y una ciudad mejor con certeza hallaré.

Pues cada esfuerzo mío está aquí condenado,

Y muere mi corazón

lo mismo que mis pensamientos en esta desolada languidez.

Donde vuelvo los ojos sólo veo

las oscuras ruinas de mi vida

y los muchos años que aquí pasé o destruí".


No hallarás otra tierra ni otro mar.

La ciudad irá en ti siempre. Volverás

a las mismas calles. Y envejecerás en los mismos suburbios;

en la misma casa encanecerás.

Pues la ciudad es siempre la misma. Otra no busques -no la hay-

ni caminos ni barco para ti.

La vida que aquí perdiste

la has destruido en toda la tierra.


PS: hay un magnífico proverbio saharaui que me persigue en realidad desde el verano del noventa y ocho: “quien se esconde detrás de los días, termina por ser descubierto”.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Brutal

El Coronel dijo...

Impresionante, toda una lección de vida.