24.6.08

Ética, estética y Movimiento

Ya sé, ya sé que no se debe hacer leña del árbol caído. Pero las hemerotecas suelen ser una tentación demasiado golosa. Ahí está la noticia, de junio de 2003. De ayer mismo, vamos. No tiene desperdicio, y le recomiendo que la lea, desocupado lector. La izquierda, reserva espiritual de la moral en occidente. El caso es que algo olía a podrido en aquel Ayuntamiento. Pero había que evitar, (ya saben: el cordón sanitario), que esa derecha cerril, gótica y podrida de ambición llegara al poder. Así que a ello se pusieron. Los de izquierda unida y los del pesoe. El acuerdo con los exgilistas era complejo de explicar, así que la situación requería una declaración solemne a la altura de las circunstancias. Nada menos que la vicesecretaria general del Movimiento, una tal Moreno, salió a explicarlo.
A la izquierda le repugnaba gobernar con ellos, es cierto, pero la izquierda no es egoísta y no mira sólo por sí misma, de manera que se había impuesto la responsabilidad. ¿La responsabilidad de qué? Preguntará el desocupado lector. Pues la responsabilidad de hacer de Estepona un escaparate de que en el litoral andaluz se puede desarrollar un urbanismo "distinto al de la especulación y al desarrollismo". Claro, claro… Y es que si otro mundo es posible, otra cultura del agua es posible, otra masculinidad es posible, la tal Moreno debió de pensar que estaba claro que, con la izquierda de por medio también otro urbanismo es posible: “Tenemos la ocasión de hacer las cosas de otra manera desde un municipio referente de la Costa del Sol".
En el apaño estaba también Izquierda Unida, siempre garantía de honradez. Para tranquilizar a las biempensantes mentes de progreso resultaba que, a partir de ese día, las direcciones regionales de sociatas y comunatas iban a poner “en marcha mecanismos de "extraordinaria vigilancia" en ese municipio”. En esta frase está resumida la esencia de la política posmoderna, y es que probablemente no hubo más mecanismos más allá de su propio enunciado. Pero con eso vale.
El periodista que firma la noticia señala también que el pesoe es consciente de que el pacto despertará críticas, pero ya se sabe que cuando uno es responsable ante dios y ante la historia, el cargo exige sacrificios: por ello, “el PSOE confía en poder convencer a la opinión pública con una gestión que demuestre que existe un modelo diferente de gestión urbanística en la Costa del Sol”. Pues sí que nos ha convencido, sí.
Todo por el bien de los ciudadanos, por supuesto. Y es que el pesoe, en un ejercicio de responsabilidad, prefería pactar con el PES antes que dejar gobernar al pepé que, oh milagro, había sido el partido más votado en aquellas elecciones.
La izquierda, feroz guardiana de la ética.


PS: Pierre Patrick Kaltenbach dijo una vez que “cuando no se tiene suficiente fe para convencer, ni suficiente valor para mandar, lo único que queda es corromper”. Citado por Revel, J. F.: La
gran mascarada. Ensayo sobre la supervivencia de la utopía socialista. Página 244.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Los del PP ya robaron bastante durante los cuarenta años que estuvieron en el poder...

Enky dijo...

Juan Luis Cebrian por ejemplo que era director de TVE con Arias Navarro. ¿Está ahora en el PP?

Los del PP sólo estuvieron 8 años en el gobierno de España, ni uno solo de sus ministros está en la cárcel por corrupción, del PSOE hay unos cuantos , incluso por alentar escuadrones de la muerte, pero eso a la izquierda le da igual, citando también al genial Revel "la primera fuerza que mueve el Mundo es la mentira".

Joao dijo...

Enky me quedo con tu frase: la primera fuerza que mueve al mundo es la mentira.
Que bueno.
Por cierto,anónimo, estamos a 24 de junio de 2008 y hace 33 años que murió el Paco...¿nunca te has planteado que en andalucía llevan ya camino de los 30 con el regimen de Zarrías y Chaves? De Cataluña, mejor no hablar, el unico cambio que conocen es de las marchas del coche.
Despierta tío!

Anónimo dijo...

Bueno, no cabe duda de que Murcia,Fabra y compañía sí que son ejemplos a seguir.