10.5.08

El capital

No hay mercado. Ni cultura de mercado. Las empresas inmobiliarias han estado ganando mucho dinero durante el boom de la vivienda en España. Me alegro por ellos. Y por sus accionistas. Había una oportunidad y algunos la aprovecharon. Se hicieron ricos. Sus aviones privados surcaban el cielo, iban a los palcos y daban lecciones. Nada que objetar.
Ahora han cambiado las tornas. Sus bienes se deprecian, tienen que vender los aviones y los pisos ya no se venden. Tampoco nada que objetar. Esto es el mercado.
Pero como somos un país sin cultura capitalista, ahora algunas empresas inmobiliarias
se atreven a pedir que entre todos los contribuyentes hagamos frente a sus problemas. Es evidente cuál debería ser la respuesta que nos dejaría tranquilos a los contribuyentes: no, no y no. Y si tienen que cerrar grandes inmobiliarias, pues que cierren, será un ajuste sin duda necesario, ya que sólo el mercado es capaz de separar adecuadamente el grano de la paja. Y si algún banco se ha expuesto demasiado, pues es su problema y allá se las compongan sus accionistas.
Los que no tenemos nada que objetar cuando las empresas ganan mucho dinero, somos los que ahora podemos reclamar sin ningún rubor al Estado
que no use nuestro dinero para salvar aventuras empresariales ruinosas o sueños de grandeza desbocados.

PS: “La perfección no es cosa de este mundo. Siempre habrá productos deficientes, charlatanes y timadores. Pero, en conjunto, la competencia del mercado, si se la deja funcionar, protege al consumidor mucho mejor que la alternativa ofrecida por los mecanismos gubernamentales que de forma creciente se han sobrepuesto al mercado”. Friedman Milton y Rose:
Libertad de elegir (II). Folio, Barcelona, 1997. Página 308.

PD: Mañana, a la China.

4 comentarios:

Miguel Angel dijo...

Hola,

es la primera vez que accedo a tu blog y ya me he quedado enganchado con tu entrada:

"Liberalismo Abierto

Visión más o menos liberal de lo que pasa. Se admite debate."

No suelo escribir en blogs desde hace varios años que lo hice en la Bitácora de LD. Me considero liberal y ahora llevo un tiempo leyendo blogs en RL. Me he dado cuenta que la palabra liberal es un objeto de deseo. Por eso me gusta tu entrada. (Me gustan otros blogs también, no quiero generalizar)

Con posts como este aprendo mucho, y me gustaría añadir algo. Los señores políticos hacen un trabajo que no es crear riqueza sino en todo caso canalizarla según sus gustos. Es injusto, porque no arriesgan (acción que puede derivar en éxito o fracaso) como el empresario (y todos salvo los políticos y demás vividores del Estado somos empresarios).

Y para colmo normalmente dicen ayudar al fracaso y lo que hacen es ayudar al que ni intenta tener éxito. Las inmobiliarias no han arriesgado mucho todo este tiempo, la verdad. El sistema de regulaciones que hay no ha creado más que mafias entre políticos y empresarios del tema.

Imagino que esa medida que quieren tomar es tan sólo una muestra más de la fatal arrogancia de los socialistas en materia económica para intentar frenar una avalancha de paro.

Bueno, un saludo.

Butzer dijo...

Veremos cuanto aguanta Solbes a las presiones internas de "los visitadores monclovitas".

Si te dijera que soy de dijo...

Eso es lo que está haciendo Barreda con su plan, ya lo ha firmado, y ahora nos toca pagar al resto de contribuyentes las viviendas de 40 mil castellanomanchegos. Es totalmente injusto, lo peor es que se regodean diciendo que si es necesario, la Junta hará de agencia inmobiliaria.

Jorge Castrillejo dijo...

Cuanta razón tienes.