11.2.08

¿Una fábula?

Una Universidad pública cualquiera. En España. Exámenes de febrero. Año 2008. Tercero de carrera. La profesora, titular, reparte el examen y se va. La ayudante, quizá un fpi, dice a los alumnos “bueno, yo también he sido alumna, así que si queréis copiar pero no arméis escándalo”.
Hay varios puntos sobre los que reflexionar de manera digamos general en relación a esta fábula. ¿En qué situación queda el esfuerzo en esta historia? ¿Qué aliciente tiene el alumno para estudiar?, ¿Sabe la profesor titular lo que hace su fpi?, ¿Se mejora así la calidad de la Universidad?
Hay otra reflexión más particular. Y mucho más dura.
Actitudes como esta demuestran que no es ese ogro llamado “la derecha” quien está impulsando el crecimiento de las universidades privadas en España. No, es la propia Universidad pública la que pide, a gritos, la llegada de las universidades privadas.
La Universidad.
El gran fracaso colectivo de la sociedad española.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

No te preocupes.

Si examen es fácil, correccion es muy dura.
Si examen es muy complicado, corrección es laxa.

Si la titular nota que la gente lo hace "bastante bien" ya meterá mano en corrección para que los "esforzados alumnos" brillen.

rakras dijo...

El problema de la universidad privada, es que del alumnado normalmente no hay mucho que sacar.

Y aunque no soy precisamente un admirador de la enseñanza pública a ningún nivel, en la facultad donde yo estoy (pública) no pasan esas cosas ni nada parecido.

Cpp dijo...

El nivel medio de los profesores de universidad está a la altura del alumno medio. Tal para cual...

Stewie Griffin dijo...

Buen post, tienes mucha razón. Yo mismamente aprobe una en septiembre por decirle que estaba de acuerdo con lo que me decia al profesor sin llegar a completar el examen. Y en la PAU me soplo una profesora que no conocia de nada un examen entero. Claro que tambien existe el otro extremo, todo queda a la libre discrepción de esos caciques que son los catedraticos y los jefes de area.

Jorge Castrillejo dijo...

Tienes un premio en mi blog

MIquel barceló dijo...

Por mi experiencia en la universidad pública no estoy de acuerdo con tu post.

Como bien sabes trabajo en una facultad de arquitectura de una universidad pública y te puedo decir que las latas notas de corte de selectividad garantizan los mejores alumnos que vienen del bachillerato.

Son los que no pueden acceder los que nutren las universidades privadas.Esto no sucede únicamente en mi facultad.

Otrosí sería el nivel con el cual llegan los estudiantes desde el Bachillerato, que en general es muy lamentable,y esto afecta a universidades privadas y públicas.

bambi dijo...

Yo tambien soy PAS de la universidad pública, la verdad es que considero que igual que en la sanidad publica, los mejores profesores estan aqui.

Otra cosa es que la privada tenga mejores mesas, pizarras o yesos de colores, pero cuando alguien quiere un laboratorio de química de referencia, les aseguro que no lo encuentran en la privada.

Por otro lado hay la creencia generalizada de que en la universidad solo se da clase, y si, las carreras son importantes, pero con el proceso de Bolonia y el EEES, es en el tercer ciclo donde se hace la criba. También la investigación aplicada cobra mayor protagonismo, en detrimento de la importancia del primer o segundo ciclo que pasan a ser como un bachillerato especializado.

La universidad hoy en dia hace transferencia de tecnología con las empresas, y de ahi saca la mayoría de sus activos financieros, al menos las universidades grandes, no se si se podría aplicar a las pequeñas de reciente creación.

Anónimo dijo...

Y yo que creía que donde más se regalaban las notas era en la privada.

Tengo un par de amigos licenciados en derecho por una universidad privada de las de nuevo cuño, y dios me libre de que me defiendan ellos en caso de aprieto.

El Perdíu dijo...

Bambi eso de que "La universidad hoy en dia hace transferencia de tecnología con las empresas, y de ahi saca la mayoría de sus activos financieros, al menos las universidades grandes" no se lo cree usted ni en sueños. Las grandes, como las pequeñas, sacan la mayoría de sus activos financieros del presupuesto del Estado, a través de la Comunidad Autónoma. Pero la mayoría mayoritaria,que diría un castizo

Enky dijo...

Las opiniones están muy bien pero es mejor fijarse en los hechos para aprender algo. En la lista de las mejores universidades del mundo las españolas aparecen en el puesto 198. Entre las 100 mejores hay algunas públicas pero son mayoría las privadas.

bambi dijo...

Enki, entre las 100 mejores la mayoría son privadas, cierto, pero no españolas, las privadas de USA si que tienen calidad, las nuestras no.

Cpp dijo...

En España hay universidades privadas de prestigio, como demuestran la mayoría de directivos altos y medios de multinacionales en España, en UK, en EE.UU., etc. Personas que tienen que demostrar su valía ejercicio tras ejercicio en función de objetivos alcanzados, no siendo el origen y justificación de su puesto una oposición aprobada hace años.
Está claro que hay universidades privadas y públicas de primer nivel, mediocres y malas.
Lo interesante sería saber en los porcentajes.

Joao dijo...

Bambi que malos son los USA...uuuuuuuuuuu!!!! que vienen!...uuuuuuuuu!!!
Que malos malísimos son, que tienen Universidades de donde muchos quisiéramos tener el título en el salón. (me ha salido un pareado)
Yo creo humildemente que el problema de la pública en España va parejo al problema autonómico:
"La cercanía del poder, que corrompe"
No es lo mismo que tengas al ministro a 600km que al Consejero de Educación en tu barrio, luego las sazonas con unos cuantos proyectos subvencionados, sacados de Google, les añades unos cuantos decanos eméritos por el partido y ahí está el resultado.
Tampoco creo que sean peores las privadas, a estas les falta tradición y un poco de "vieja escuela" y menos talonario, pero pueden ser muy buenas.
El problema fundamental, para mi, es nuestra escasa tradición democrática y unos gobernos paternalistas (empeorado con el tinglao autonómico) que asfixian cualquier intento sano cultural o empresarial fuera de sus faldas.
En definitiva bambi, no somos ni Inglaterra ni USA, para nuestra desgracia.
Lo acabaremos pagando, ya lo vereis