5.2.08

Rioja, por si acaso

Todo el día en La Rioja.
Atravesando los campos de Castilla, Al llegar al limes que separa Vasconia de Castilla, uno no puede dejar de pensar en el canto a los míos, de Gabriel Celaya un poeta cruelmente olvidado hoy por los suyos.
Antes de España, ya estábamos los vascos
Trabajando entre piedras, trabajados
– aizkora, aitzur, azkon, aizto –
sufriendo y golpeando
para salvar las formas posibles de la nada,
para ser simplemente frente al inmenso caos,
para llorar espeso como suda la carne,
y alzarnosaún cuadrados,
no por naturaleza, sino porque luchando
nos hicimos quien somos tan santamente sanos.
Antes de España, ya estábamos los vascos
Alzados, siempre alzados.
Dentro de España seguimos trabajando,,
Metiendo el hombro, calldos.
No invoco aquellos nombres que ya están en la Historia,
Ni a Elcano el de Guetaria, ni a Ignacio el de Loyola,
Y olvido a secretarios que un día fueron hombres de eficacia y de rango.
Yo nombro a los sin nombre,
Nombro a los arrantzales y nombro a los ferrones,
Nombro al oscuro vasco
Que fue y volvió, callando, que insistió dando y dando.
Dentro de España, seguimos trabajando
A pesar de los fracasos, por si acaso.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

facha, mas que facha, volem dialegggggg, fiexisteeeee...volem un dialeg.
Mira que meter a los vascos en España!
Ahora solo te falta hablar de Gabriel Aresti, del marino y conquistador Legazpi, de los marinos vascos que ayudaron a Isabel y Fernado.

iratxe dijo...

Periu, mira que eres fascista creyendo que hay vascos inteligentes, poetas, literatos, artístas, científicos, filósofos...hay que joderse... si Anónimo y yo sabemos que de ellos no puede sacarse nada...