23.1.08

La España del Primo de Rivera (I)

Finalicé La España de Primo de Rivera, de González Calleja. Una época interesante en un libro irregular. Es difícil historiar épocas, porque uno ha de saber de todo lo relacionado con el momento (economía, cultura, política…) y ello no siempre es posible. Quizá sea ese el gran defecto del libro. El autor escribe bien y se le sigue, pero en casi todo el libro predomina lo descriptivo. Cuando el autor valora lo hace, además, con esa superioridad moral tan grata a la izquierda. Esas metáforas que pretenden ser brillantes y que, en realidad, sólo demuestran la incapacidad del autor para explicarse, sustituyendo con alegría el análisis por el tópico. Así, ¿qué objetividad muestra un historiador que habla de “aroma de incienso y cuartel” para referirse a los “rituales nacionalistas” elaborados después por el franquismo?. ¿Es un término científico “aroma de incienso y cuartel”? Creo que no. Aplica el autor también ese viejo artificio del historiador que divide, según su ideología, entre los que colaboraron con el dictador porque eran unos cabrones y los que “se vieron arrastrados a hacerlo para defender las conquistas sociales”, como afirma el autor respecto de la ugeté.
Pero no impidamos que los árboles nos dejen ver el bosque. El libro es interesante y está bien escrito. Y nos descubre el inicio del despegue de la modernidad en España, que no llegó en los sesenta como creen unos ni en la república como creen otros.
Llegó en los años veinte.
Algunos datos interesantes reflejados en el libro: el medio rural fue abandonado durante la Dictadura por 1.169.000 personas. La población rural pasó de ser en 1900 la mitad de la población española, a un tercio en 1930. Durante el primero tercio del siglo XX, Bilbao duplicó su población, Barcelona la incrementó en un 87%, Madrid un 80% y Zaragoza un 75%. Ya en 1930 casi el 20% de la población catalana era inmigrante, porcentaje que en la provincia de Barcelona era del 37%.
Más datos que muestran el cambio habido en España durante la dictadura del general jerezano: La falda, que se acorta por encima de la rodilla en 1929. El corte de pelo a lo garçonne en las mujeres. El nuevo canon de belleza femenina: de la pamela al casco. La publicidad de masas.
Si en 1920 había en España 28.000 vehículos motorizados, en 1930 esta cifra era de 250.000. El metro de Madrid trasnportaba en 1994 a 37 millones de personas.
Si en 1920 había 1925 cines en España, en 1929 las salas eran 2.062. Ya en 1928 por RO se reserva un 5% de la cuota de proyección al cine español.
Una España en cambio en la que pocas cosas harían prever la tragedia de 1936. Mañana, alguna cosa más sobre la época.


PS: "Durante buena parte de la Dictadura, el socialismo mantuvo una neutralidad benevolente, obsesionado por la salvaguardia del derecho social […] y por el mantenimiento de la propia organización participando en las instituciones en las que venían desempeñando cargos de representación, como la vocalía del Consejo de Trabajo que ostentaba Largo Caballero. De ese modo […] el socialismo fue arrastrado hacia la colaboración en una estructura corporativa de inspiración católica, a cambio de ostentar el cuasimonopolio de la representación obrera".
González Calleja, Eduardo:
La España de Primo de Rivera. La modernización autoritaria 1923-1930. Alianza Editorial, Madrid, 2005. Página 326

8 comentarios:

Clausius dijo...

Hablando hace años con una de las principales personalidades de mi pueblo, el que fuera maestro y luego practicante, reconocido socialista y admirador de Felipe González, me contaba que el cambio producido durante la Dictadura de Primo de Rivera fue bestial. Sólo una palabra podía definir nuestro país antes de esos años: caos. Y las cosas empezaron a funcionar y a organizarse.

Así que parece que, en términos generales, fue una solución que funcionó.

Joao dijo...

Empezaré diciendo que no he sido nunca favorable a ninguna dictadura pero señores de la izquierda, cuando se acuesten piensen en los resultados futuros de unas y de otras, se que me llamareis de todo pero los hechos son los que son:
La Dictadura de Izquierdas de Caucescu en Rumanía y la Dictadura de Pinochet en Chile.
Comparen Chile con su entorno y comparen Rumanía con su entorno, o Rusia o Etiopía (que tambien sufrió experimentos comunistas) las dos Coreas.A Cuba, por pudor, la dejo a un lado.
Pónganse azules, morados o rojos, como les venga en gana. Pero lo que si es constatable es que una dictadura de izquierdas no solo empobrece al propio estado si no que aniquila moral, física y psiquicamente la capacidad humana, establece un sistema perverso de persecución ideológica entre congéneres y anula posibilidades futuras de desarrollo intelectual, porque SE PRIVA DE PENSAMIENTO PERSONAL AL SER HUMANO.
Alemania del Este alcanzó su independencia de la URSS hace mas de 20 años.
Creo que el avance de España entre 1975 y 1995 supera con creces al avance de W-Alemania. Puede doler, pero es así.
Y Gullem, a ver si te enteras de una jodida vez:
Pizarro no le quitó Endesa a los Catalanes (A no ser que tengas acciones de Gas Natura)
Pizarro evito que unos catalanes jetas, quejicas, llorones y narcisistas se llevaran a 21€ lo que vale 42€.
Y eso, amigo mío, ni seas catalán, ni Veneciano, ni de Damasco, no se puede permitir.
Omites que FECSA fué saneada con dinero de Endesa, de todos los accionistas de toda españa.
En cuanto a lo de separarnos, hombre si vamos a evitar que nos sigais robando pues que sea ya, porque el resto de España está hasta el moño de tanto llorón.

El Perdíu dijo...

No me malinterpreten. No digo que el cambio social fuera obra de la dictadura. Digo que ocurrió en aquel momento. Que no es lo mismo

bambi dijo...

Guillem, un consejo, no entre al trapo con Joao, es un provocado revienta foros.

Joao dijo...

que si, perdiu. Te he entendido bien. El cambio se dio y es seguro que el general no andaría con la aguja subiendo los bajos de las faldas de las mujeres.
Mi reflexión, por si no lo he dicho con claridad: NO ESTARÉ NUNCA DE ACUERDO CON NINGÚN TIPO DE DICTADURAS.
Una vez dicho esto, afirmo que los efectos de las dictaduras de izquierdas son mucho mas devastadores sobre el Estado y sobre las personas, porque anulan la iniciativa personal, creando un Estado "Gran Hermano" para todo.
Con esto no afirmo que los resultados de las diuctaduras de derechas sean el bálsamo de Fierabrás para arreglar ningún tipo de desestructuración que sufra un Estado.
Solo eso, los efectos de unas y otras

Joao dijo...

ay guillem, que somos coleguis con acciones de gas natural
hay que joderse.
No hagas caso que nos las quieren quitar

Anónimo dijo...

Usted si que es un bálsamo de fierabrás para mi inteligencia Joao.

En cuanto le leo descubro lo lejos que esta la "intelectualidad" de derechas española de articular discursos minimamente sensatos y coherentes.

Por favor siga usted escribiendo , no sabe los buenos ratos que me proporciona.

Joao dijo...

Muy bien a-nóminum
Volvemos a la descalificación, pero sin aportar argumentos contrarios.
Algo muy típico de la izquierda, los episodios nacionales de contradicciones que os preceden son muchos.
Pero vosotros, venga, ale, que no tenemos inteligencia ni cultura.
Estás en el camino correcto a la sabiduría, despreciandop cuanto ignoras.
Me resbala