29.5.07

Comentarios. Autonómicas. El norte

Pocas sorpresas en el norte. En Asturias el pepé consigue ser la fuerza más votada pero obtiene un escaño menos que el pesoe. La URAS de Marqués se va disolviendo lentamente. Extraño caso el de Areces, con el pepé dividido en su región y con gobierno de cara en Madrid, y pierde las elecciones. Lo de Izquierda Unida, de nota. Otros tres puntos porcentuales de bajada. Y tan contentos, los tíos, porque no gobierna el pepé. Un partido con visión de futuro, sí señor…

- En Cantabria pasó lo que tenía que pasar. La capitalización de la presencia pública de un gobierno por parte del Presidente. Revilla ha sabido estar en la pomada y le ha arrebatado al pesoe su segundo puesto. Los regionalistas ganan nueve puntos porcentuales (un partido que deambulaba sin pena ni gloria hace unos años) y el pesoe pierde cuatro. Pese a ganar las elecciones y recoger los sufragios del 40% de los votantes, parece que el pepé tampoco rascará bola en La Montaña estos cuatros años. Izquierda Unida no llega ni al 2% de los votos.

- En La Rioja, los cambios son insignificantes. De hecho, el parlamento regional sigue teniendo la misma composición. Dos puntos de subida del pesoe (¿tirón nacional?), estancamiento del pepé, leve bajada de los regionalistas e Izquierda Unida aún por debajo del 4%.

- Más complejos son los resultados en Navarra. En primer lugar, llama la atención lo elevado de la participación (75,4%). Los foralistas de UPN ganan holgadamente las elecciones (casi doblan a su perseguidor) e incrementan incluso su porcentaje de apoyo. El factor que hace cambiar la situación es el hundimiento de la Convergencia (la escisión de Alli) y la subida de los nacionalistas de Naffaroa Bai, con el ex-batasuno Zabaleta a la cabeza. Nuestro sistema electoral premia las agrupaciones y así EA, PNV, Batzarre, Aralar obtienen más escaños yendo juntos que yendo por separado. El PSOE, posible ganador real de las elecciones, ya que es factible que gobierne, sigue estacando con poco más del 22% de los votos. Izquierda Unida, quinta fuerza política en el Parlamento Foral, sigue en su línea y pierde exactamente la mitad de sus apoyos (del 8,8 al 4,4, pero deben estar contentos, ya que la UPN no tiene fácil gobernar).

- Finalmente, en Castilla y León el tiempo se ha detenido. La Junta debería pensar en volver a aplicar el célebre artículo 29 de la Ley electoral de 1907. Ya saben, aquel que permitía que no se celebrasen elecciones donde sólo hubiera un candidato. Así, por ley, 48 para el pepé, 33 para el pesoe y dos para los leonesistas. O lo que es lo mismo, entre el 47 y 49 % de voto para el pepé, entre el 36 y 38 para el pesoe y a correr por el campo. IU ni está ni se le espera. Ni un atisbo de cambio. Ni una esperanza en el horizonte. Y mientras tanto, el tiempo pasa. Y nos hacemos más viejos. Y nuestra tierra se despuebla. En fin.


Reflexión última

"Los que somos liberales de corazón vemos aterrados que en una lucha probable se nos puede dejar sin bandera. [...] No se puede ser liberal y condenar el pensamiento discrepante reputándolo delito."

Indalecio Prieto. Entresijos de la guerra de España. Barcelona. Planeta. 1989




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que la vitctoria de Na-Bai en Nafarroa no se explica sin la agitación patriotera que el PP ha hecho de nuestra Comunidad en estas elecciones.

El Valín dijo...

Coincido básicamente con su análisis sobre Asturias. Con un gobierno del mismo color en Madrid, sin grandes meteduras de pata y con un líder regional del PP ciertamente gris, Areces pierde fuelle.
Sólo se me ocurre como explicación el hartazgo de la gente ante el personaje. Creo que haría un gran favor a su partido dejando sitio a otro.