14.12.06

La historia, que no es la maestra de la vida...

Lo que es la vida.

- A mediados del siglo XIX, los progresistas españoles se llamaban a sí mismos nacionales. Los progresistas catalanes eran nacionales, al igual que los vascos o los gallegos. Nacionales españoles, claro.

- A mediados del XIX, la fuerza armada de los progresistas se llamaba milicia nacional, y fue un espadón conservador, Narváez, el que la disolvió.

- A mediados del XIX, los conservadores españoles eran o bien carlistas, o bien realistas, o bien moderados, pero no nacionales.

Dos retos (paradójicos) para desocupados lectores:

1. ¿A que territorios representaban unos diputados que en las Cortes de Cádiz pidieron el establecimiento de provincias para una administración más racional de España?

2. ¿A qué circunscripción representaban los diputados que a mediados de los años treinta del siglo XIX pidieron al gobierno que aboliera los fueros de las provincias vascas?

11 comentarios:

La socialista dijo...

Muy interesante reflexión sr. Perdiu, pero tergiversa algunos de sus argumentos para hacerlos venir bien a sus postulados antinacionalistas que tienen más que ver con nuestra actualidad que con aquellos años.

Usted quiere asemejar conceptos actuales como vigentes en aquellos años, lo cual es una maniobra impropia de usted, hablar de "nacional" estaba más vinculado a las ideas de nación herederas de la revolución francesa que al concepto sentimental en que luego degeneró.

Como creo que es usted un hombre leído no me extenderé mucho en matizar estas cuestiones: Usted sabe que hablar de nacionalismos a principios del siglo XIX y en España es algo anacrónico , por no decir que absurdo.


En aquellos años, los que van desde 1811 hasta 1876 se estaba dirimiendo la revolución liberal en españa, la confrontación entre el antiguo regimen y el nuevo modelo liberal resultante las revoluciones francesa primero y industrial británica después, que derivó en un modelo de estado arcaico y débil, pálido reflejo del turnismo anglosajón y mediatizado por la religión, poco preparado para entender las complejidades de la nueva sociedad, era algo esperable su declive hacía principios del XX.

Usted sabe que el concepto de nacionalismo se fragua entre 1830 y 1848 en europa, en españa tarda un poco más, y éstas ideas tienen exito entre la burguesia catalana, que como muchos otros territorios de la débil Monarquia Hispánica, busca su lugar ante un estado, inexistente, antiguo e incapaz de dar soluciones a una región en un estado incipiente y efervescente de revolución industrial y social, no asimilable a ninguna otra región de la peninsula por aquel entonces, sólo algo similar ocurrió en Cuba, que curiosamente también optaron por irse, con la ayuda de los EEUU.

En su post parece que quiere usted criticar a los catalanes, que antes si estaban con España, despues quisieran abandonar el barco, la pregunta es ¿que barco? ¿el estado híbrido que resultó de nuestra revolución liberal? ¿usted cree que el resultado de 1876 era un estado liberal?, les crítica que su nacionalismo apela a un pasado ficticio y místico ¿acaso no lo son todos igual, no era Cánovas del Castillo quien se extasiaba ante los archivos de Sigüenza con los reyes católicos ante una imágen absurda de la reconquista como forja de la nación eterna, sólo creíble a dia de hoy por analfabetos funcionales como Aznar? usted que es defensor del papel de la burguesia a lo largo de la historia ¿no le plantea ésto algunas dudas?

Reflexione

Benjamín dijo...

Creo que la respuesta a la primera cuestión es que esos diputados pertenecían a los territorios de las vascongadas, que eran los únicos que entonces se dividían en provincias.
Dice la sra. la socialista: “les crítica que su nacionalismo apela a un pasado ficticio y místico ¿acaso no lo son todos igual,” No, en absoluto, hay pasados certificados por documentos y hechos históricos comprobables y pasados inventados, no es lo mismo ni se parece.

El Perdíu dijo...

Socialista, siempre me acaba usted acusando de tergiversar la verdad, y de decir cosas que yo no he escrito.
Nacional en 1840 ya significa algo muy similar a lo que significa hoy. Es en el siglo XVI cuando tiene un significado distinto. Usted, formada imagino en la historiografía marxista (no me llamaban "defensor del papel de la burguesía" desde la facultad) lo ve todo en términos de lucha de clases y zarandajas similares. Allá usted. En fin, el concepto de nación es anterior. Y es evidente que en España no cuajó igual que en otros países europeos, pero de ahí a considerar que sólo son nación los catalanes, media un abismo.
Por dios, yo no critico a los catalanes. Expongo una paradoja. Cómo la izquierda española ha abandonado, fruto de su profunda desorientación, la idea de nación española, que no es ni buena ni mala en sí misma. Ni siquiera lo juzgo, lo expongo. Los nacionalistas españoles en el XIX eran de izquierdas. Hoy son de derechas. Eso es lo único que digo y sobre eso reflexiono.
Sí estoy de acuerdo con usted en que todos los nacionalismos falsifican el pasado. El cid no era español en sentido moderno, pero tampoco vilfredo el belloso era catalán tal y como lo entedemos ahora.
Y lo único que me faltaba por oir es que el expresidente Aznar es un analfabeto funcional. Creo que la mitad de este consejo de ministros, en el que se han sentado iletrados en sentido estricto (el bachiller montilla, por ejemplo)no le llega a Aznar ni a la suela del zapato. Me imagino al presidente zetapé preparándose unas oposiciones a inspector de hacienda y me muero de la risa. Aún estaría con ellas.

Benjamín, ya que es usted el único (desocupado) lector que afronta el reto, le diré que se ha equivocado de respuesta. Pero le doy el comodín del público para que lo intente de nuevo.
Socialista, anímese a contestar.
;-)

Baba O'Riley dijo...

Enigmático Perdiu.
Creo que en su primera pregunta usted se refiere a los representantes venidos de las américas, aunque seguramente mis limitados conocimientos históricos me traicionen una vez más. De todas formas propugnaran una administración más racional o no, sólo se les escucho por el oro que trajeron en el zurrón.
De la segunda pregunta lo único que puedo decirle es que fueron los propios diputados liberales de los territorios vascos los que pidieron la supresión del régimen foral de su tierra.
PS: Si he ganado un gallifante espero me lo mande por correo.

El Perdíu dijo...

Sagaz Baba. En la primera, al igual que Benjamín, yerra usted el tiro. En la segunda, ¡bingo!
¿Dónde le remito el gallifante?

Benjamín dijo...

Estimado Sr. Perdiu reconozco lo mucho que me falta saber de historia, ¿sería usted tan amable de contestar a la primera cuestión, me tiene intrigado.
Saludos

Baba O'Riley dijo...

Aunque seguramente a Benjamín le moleste tenerme a su lado, me uno a su petición.

El Perdíu dijo...

Eran diputados catalanes. Imagínense la risa cuando se oye ahora decir a los nacionalistas catalanes todas esas chorradas de que viva las veguerías porque las provincias desmembraron cataluña.
No deja de ser irónico que la división provincial española fuera diseñada, básicamente, por un mallorquín, Felipe Bauzá, y por un guipuzcoano; José Agustín Larramendi.
Paradojas de la vida

Bambi dijo...

Es que no todos los catalanes son iguales ni piensan lo mismo...

Otras aportaciones por ejemplo, la peseta, de origen catalán... la mismísima palabra quijote, (quintaesencia de la hispanidad) pues también origen catalán... que no somos tan malos, leche!!

Y ya en el lado oscuro... les suenan Cementos Molins o la Familia Codorniu...? apoyaron en su día al franquismo y aun hoy no ocultan sus simpatías incluso por el régimen de Pinochet, y los tontos de turno haciéndoles boicot a su cava... pues no me he reído yo poco de eso...

Lo que hace el desconocimiento...

La socialista dijo...

Vaya, entonces según usted ya existian catalanes, como tal, en las cortes de cadiz, y luego dice usted que se inventan el pasado.

"Los nacionalistas españoles en el XIX eran de izquierdas. Hoy son de derechas. Eso es lo único que digo y sobre eso reflexiono".

Buena reflexión y miré usted hasta quiza le acabe dando la razón en lo de la desorientación de la izquierda. Recuerdo en las cortes constituyentes, las primeras de la democracia, un diputado socialista, que volvió del exilio, hacer un discurso sobre españa, y el anciano lloraba de emoción al hablar de ella, la pregunta es ¿ante que idea de españa lloraba?.

La de idea de nación española es un concepto por si solo,y como dice usted, ni simpático ni antipático, seguramente el problema esta en el uso y en el abuso de lso símbolos, el manoseo de los mismos y en el envolverse en banderas.

He visto en manifestaciones políticas de ERC portar banderas españolas (de la república española), esto si es paradójico y un contrasentido en un partido que se declara independentista, demostrando lo irreal y disléxico de su base ideológica, Companys y la ERC de los años 30 ,seguramente criticable por usted en muchas cosa, de una seguro que lo podrá hacer, nunca fue un nacionalista y,por descontado ningún independentista, esto era patrimonio de los Cambó, los carrasco y Formiguera y demás lideres conservadores de la antigua Lliga regionalista y Unió Democràtica de Catalunya.

Quiza el motivo del desprestigio, en muchas zonas de la periferia de españa, de la idea de nación han sido, básicamente, los 40 años del nacionalismo franquista, su apropiación de los simbolos conversos hací su propia utilidad manipuladora, la creación de toda un estereotipo propagandístico de la nación, útil y cohesionador para el régimen,con sus heroes mitológicos y su idiosincracia ficticia y generalizadora, eso sí generando la exclusión de todo áquel que no compartiese su cosmología, en éste caso por ejemplo la izquierda , quiza el problema es que desde esos años se acuñó una forma de entender la nación española, excluyente.

Tvrtko dijo...

En el siglo XIX, los republicanos franceses eran progresistas. Hoy, quienes con mayor prontitud reclaman esa condición son los lepenistas y neo-monárquicos (!) como el RPF de Pasqua.

¿De verdad quiere saber las posturas de los representantes catalanes en las Cortes de Cádiz? Lea la correspondencia interna; o la íntima de Campmany. Y en torno a 1840: los discursos de Prim.

No sé si el toque nacionalizador se lo dieron los autores del proyecto o sus ejecutores. Pero existía.

Españoles como Arana renegaron de su Patria. No iban a ser los únicos

A partir de 1837 el liberalismo conservador acepta el hecho nacional, más restrictivo qe el popular.

Cuba, joya nacional hasta 1898. Y muy leal antes de la Gloriosa.

Básicamente la evolución del nacionalismo español ha sido existencialista. Y su definición es post-imperial. Como al de los periféricos.

¿Tampoco Cervantes era español? ¿Ni ,¡snif!, Alatriste?