18.12.06

Este post ya lo he escrito...

Se titulaba "Ventajas de la maldita globalización" y lo escribí el 25 de enero de este año.
En este caso, estamos hablando de un libro titulado La victoria de Orwell, de Chirstopher Hitchens. En la casa del libro, lo venden a dieciséis cincuenta, más gastos de envío, el mismo precio que tiene en Unilibro y en otras páginas web.
Así que vuelvo a entrar en Ofertón de Libros, esa empresa canadiense con almacenes en Nueva York a la que se le ocurre vender libros a precios baratos, fíjate, como si fueran una vulgar mercancía. El caso es que encuentro el libro a 5,99 dólares. Si le sumo los gastos de envío, me sale por (al cambio), 14 euros. Lo pido. Me llega a las dos semanas, a mi casa, sin ningún problema. Esta vez el envío llega desde Nueva Celanda.
Me sale más barato comprar un libro en Canadá y que me lo envíen desde las antípodas que ir a comprarlo a la Gran Vía de Madrid.
Maldita globalización.
¿Me estaré convirtiendo en un consumidor irresponsable y alienado, fascinado por el libre mercado?.

2 comentarios:

pululante dijo...

Y la ministra del ramo queriendo poner precio fijo a los libros...

Por cierto, ¿qué tal está el libro? ¿me lo recomienda?

El Perdíu dijo...

aún no lo he empezado. Ya le contaré