22.11.06

Yo también estoy contra el pensamiento único

Cada vez me entra más la risa cuando oigo hablar a la izquierda del pensamiento único neoliberal. El otro día voy por la Casa del Libro y, en la sección de ensayo y política, no falta de nada: alegatos a favor de un dictador, ataques directos a la democracia representativa, justificaciones de la matanza de civiles en Irac, viajes al desván de historia para defender a Marx, jeremiadas sobre el futuro

En fin, que creo que por cada libro que se atreve a apuntar, en voz baja y en pequeño, que quizá el capitalismo no sea Satán, hay treinta o cuarenta que opinan lo contrario.


Lo de la tele va por el mismo camino. Es cierto que no la veo mucho, pero aún no he conseguido ver un programa en el que se defienda el capitalismo y la economía de libre mercado.

Un ejemplo. Con el dinero que pagamos todos, la dos ha perpetrado un programa en el que intelectuales de la talla de Manu Chao o José Bové se dedican a mentir descarada y sistemáticamente sobre la historia y las relaciones económicas. Y se quedan tan anchos. Ni una voz discrepa. Nada de ofrecer alternativas para que el público juzgue. Eso es mentalidad burguesa, amigo perdíu. Hay que adoctrinar. El título del programa ya es toda una declaración de intenciones: Voces contra la globalización. Joder, si esto no es pensamiento único de la izquierda, que venga dios (perdón, quería decir Alá) y lo vea.

Hablando de tele, el otro día, zapeando, me topé con el sexto sentido, un programa que hacen las periodistas de ¿informativos? de la sexta. Sentí vergüenza ajena. Mi jefa dice que cuando en una reunión dos opinan lo mismo, uno de ellos sobra. Pues aquí eran tres. Jabón por aquí, y jabón por allá a la vicepresidenta, en un ejercicio que causaba un cierto sonrojo por lo pelotero y rastrero del mismo. Y sin ningún rubor. Que si qué dignas estuvieron las diputadas de izquierdas cuando plantaron a Zaplana, (ni una pregunta a cómo se siente teniendo a un maltratador en la Ejecutiva federal) que si qué bueno era el padre de la vicepresidenta, que si hay que ver lo ijoputa que es Acebes… ni una pregunta comprometida en el rato que lo vi. Estos programas deberían figurar como publicidad.

Curiosas las tres periodistas, que luego van de comprometidas. De Villanueva ya me lo imaginaba, tantos años hablando de ballenas y de cambio climático en la dos debe marcar. De Resano tenía otra imagen. De la becaria de Gabilondo me lo suponía. Para eso viene de donde viene.

3 comentarios:

Baba O'Riley dijo...

Respetado Perdiu.
Que vergüenza de periodismo, que parcialidad, que manera de subyugarse al poder, que sinrazón galopante. ¿Donde están los periodistas de verdad?, ¿donde andan aquellos dos ejemplos de rigor y ecuanimidad que eran Urdaci Y Dávila?
En fin, lo dicho, ladran luego cabalgamos amigo Sancho.

El Perdíu dijo...

Apreciado baba. El argumento del "y tú más" no lleva a ningún sitio. Yo no he dicho que Urdaci o Dávila sean dechados de objetividad. No nos confudamos.
Digo que a Dávila se le ve venir y nunca ha ocultado quien es. Libertad digital mezcla sistemáticamente las noticias con las opiniones, y no lo ocultan, un poco en la línea del periódico de cataluña, la razón y demás medios amarillos
El problema es que en la sexta dan opinión como si fueran noticias. Y eso es penoso.
Y digo más, en general, un periodista solícito con el poder (esté quien esté en el poder, el pepé, el pesoe, ciu...) siempre es sospechoso y creo que hay que mirarlo con recelo. ¿No le parece?

Baba O'Riley dijo...

Con ciertas reservas...touché.