7.2.16

Mañana lunes con Don Miguel el judío de Cervantes

Mañana unes, en Casa Sefarad, en Madrid, a las 19.00 horas. Parece evidente que Don Miguel, ese hombre tan parecido a Camoes es muchas cosas, siempre se preocupó mucho de que nadie conociera sus orígenes. Y es posible que tuviera razones de peso para ello. 

Si está por Madrid, no se pierda la conferencia del hombre que mantuvo viva la llama cuando la emigración llegó y todos marchamos de la mi tierra, olvidando la memoria de lo que allí siempre hemos conocido como la casa del escritor.

Y si va a la conferencia, no olvide llevar impreso este párrafo del mejor Albiac, el de La Sinagoga vacía y que ya citamos aquí una vez: 

"En sus aspectos personales, la expulsión tiene caracteres de un dramatismo, las más de las veces, desgarrador. En su dimensión económica, social y cultural, constituye, sencillamente, una catástrofe en el proceso de formación de la España moderna. Las patéticas caravanas de judíos, que los cronistas de la época nos han descrito con minucia, se llevaban consigo algo más que cosas, familias y dinero producto de bienes malvendidos: la esperanza misma del nacimiento de un Estado moderno abandonaba con ellos el horizonte español, en el momento mismo en que el oro de América iba a apuntar los albores de la "acumulación originaria" sobre una castillo de guerreros y eclesiásticos. Se inicia la modernidad."

Y recuerde, a mayores, que se calcula que más de cien mil judíos ¿dejaron? Castilla por la Puebla de Sanabria.


6.2.16

Revisitando un enemigo del pueblo

Nos acercamos a ver, viejas y buenas costumbres, El puente de los espías, la última de Spielberg.


Una versión moderna, me dio la sensación por momentos, de Un enemigo del pueblo, de Ibsen. Un hombre justo que cree en la justicia. Una guerra que ya nos queda lejana, pero que nos puso varias veces al borde del abismo. Y todo por las ideologías. Los monos que fabulan son capaces de matarse por ideas que viven en sus cerebros.

Buen cine, como casi siempre en Spielberg.

5.2.16

Cuadno lo de todos es mío

Llego a la noticia a través del extranjero profesional. Girauta y la entrevista (¿?) en la radio pública (¿?). Esto es de todos y por lo tanto es nuestro, deben pensar algunos periodistas (¿?) allí.

PS: en ruta hacia el oeste.

Reflexiones de altura o la democracia como decepción...

La Revista de libros. Siempre. La crítica que Ruiz Soroa hace del último libro de Innerarity. Muy interesante. Ahí va un párrafo:


"Pues bien, la teoría política de Daniel Innerarity es, en principio, la de un realista que intenta comprender y contar cuáles son los límites inexorables de la política en la sociedad compleja actual, por mucho que esos límites acaben generando en sus participantes, y también en su intérprete, una cierta decepción: «Conviene que nos vayamos haciendo a esa idea (escribe ya desde hace años y repite ahora): la política es fundamentalmente un aprendizaje de la decepción». Y este de la decepción no es un síntoma de algún defecto o carencia de la política democrática, sino precisamente el más claro signo de una buena práctica democrática. Una conclusión realista, y también altamente provocadora en tiempos de indignación."

La democracia como decepción, frente a esta nueva creencia colectiva en los Reyes Magos en la que todos parecen haberse instalado.




4.2.16

Futbol e inmigración

El último Panenka, decía. Dedicado a Bélgica. El interesante ensayo de Chema R. Bravo en el que se señala que "El fútbol ha facilitado la integración y cohesión social de las capas de inmigrantes en Bélgica, hasta el punto de reformar la estructura sociológica del país y pulgar algunos de sus antiguos pecados: las vergüenzas coloniales".

Sostiene el autor que "los hijos de los inmigrantes han contribuido a aminorar todas estas tensiones, han alterado la piel de la selección belga, y también han introducido en su estilo su componente callejero: un fútbol más salvaje, urbano, independiente y recreativo"

Y todavía hay quien cree en identidades eternas... 

3.2.16

El problema de los diagnósticos simples

El problema de realizar diagnósticos simplistas a problemas complejos no es solo que no te enteres de nada. Es que acabas proponiendo soluciones desastrosas. Como recordaban Luis Garicano y Antonio Roldán ayer en el País, a vueltas con Podemos.

No se lo pierda.

Torga el nuestro (y Portugal) III

El Portugal descrito por Torga. Empieza por Tras-os-Montes, claro, por dónde va a hacerlo. Sus gentes, marcadas por La Raya. Por la tierra. Por el clima. Nos mira de frente y nos ve: "Son hombres de una pieza, enterizos, altos y anchos de espaldas, que miran de frente y llevan en la cara esas mismas arrugas que tiene el suelo."

Hombres que confían, que son hospitalarios porque saben que sin el otro no se sobrevive a aquellos inviernos. Pero que no perdonan cuando alguien traiciona esa confianza: "Lo que hace falta saber es si hay cosa más bonita en esta vida que ser un puro de mirar a un extraño como si fuese un hermano bienvenido, aunque el precio de la decepción se va a veces una puñalada."

Hombres que emigran. Eso son los rayanos. Algunos vuelven. Y Torga nos habla de los indianos, aquellos que "se gastan dinerales en transformar un pedregal en huerto, se construyen un caserón con dos Águilas en el tejado y contestan astutamente a los que les censuran por tener un amor tan descomunal al terruño: "pobre del pájaro que nace en mal nido".

Un país aislado. 

La Raya.

Otro Junín.

2.2.16

Aquel futbol (pequeños placeres culpables)

Esa otra forma de acercarse al fútbol, más allá del día a día, de los diosecillos y los histéricos. Casi todos los meses cae el número de Panenka. Un magnífico intento de acercarse a un fenómeno de masas de otra manera. El número de enero ha sido magnífico. Centrado en Bélgica. Ver más allá del balón. Dos o tres cosas muy interesantes, en la crónica de Chema R Bravo

No se la voy a copiar entera, porque creo que solo su lectura justifica comprar el número entero. Hay un momento en el que dando voz a Raf Willems, se recuerda aquel fútbol de los setenta y ochenta:  "Entre 1978 y 1986, ya era así. La idea era: juguemos sin presión. Jugar para Bélgica era un orgullo. Las noches antes de los partidos se fumaba y se ve bebían cervezas. Al menos, hasta las 23.00. Había una fuerte disciplina de grupo, y no había problemas en compartir incluso un whisky o un cigarro con el entrenador."

Entre 1980 y 1986 la selección belga obtuvo los mejores resultados de su historia 

1.2.16

Al paro

La noticia la traen hoy los periódicos. Uno de los candidatos hace un par de meses a la presidencia del gobierno se da de alta como demandante de empleo. El hombre que sentó a la cúpula de la vieja bankia en el banquillo. 

La voz del pueblo no siempre es la voz de dios...

A veces, cantaban mis clásicos, los viejos decires se equivocan...

En fin. 

En la muerte de Minsky

Nada más que escribir que leer lo que escribió Arcadi Espada el otro día. Y leerlo además un par de veces, por si no ha quedado claro. Piensan, y existen.

"Muere Marvin Minsky. Desde el cogito de Descartes nadie pensó sobre el pensar como él. Pero su manera fue radicalmente contraria al dualismo: pensar no era nada más, para él, que el resultado de una determinada sofisticación física. Y estaba convencido de que la sofisticación podía ser replicada en una máquina [...]"