26.11.14

Otra visión...

Trata la prensa estos días del posible acuerdo entre Telefónica y BT en el Reino Unido para ofrecer servicios convergentes, es decir, unir voz y datos en una oferta, tipo fusión en España. Pero la prensa no lo cuenta todo, quizá porque a un gran anunciante no se le airean cosas feas?

Otra visión, en el Gurusblog de hoy. No se lo pierdan, que para opinar hay que mirar las cosas desde todos los puntos de vista posible...


Kaplan y el monzón (VII)

Bangladés en el libro de Kaplan. Un Estado que sólo aparece en las noticias como proveedor de mano de obra para las empresas. El viejo Pakistán Oriental, separado cuando, entre otras cosas, las élites del occidente del país intentaron imponer el urdu como lengua, y tan pendiente del Monzón como temeroso de las alteraciones del clima. Un país al que el islam llegó tarde (en el siglo XIII) y en el que hasta ahora se vivía una religión moderada, pero que puede cambiar por el dinero sunní wahabita de Arabia Saudí, que cae en un suelo fértil para el radicalismo, al estar abonado de miseria. Un micromundo, en fin, superpoblado y con matices como los de Chittagong, al este del país, una ciudad ubicada en el límite de la civilización indoeuropea y una demostración, dice Kaplan, que lo importante es tener instituciones que funcionen. cercano a Birmania, y alejado de esa urbe que ya es Calcuta y que marca la presencia de una región, Bengala, dividida en múltiples mosaicos.

Calcuta, cuyo nombre hace referencia a la diosa de la muerte es, asegura Kaplan, especial por muchos detalles. Es capital de la única provincia del mundo en la que gobiernan de manera democrática los comunistas, y fue fundada como un destacamento comercial por los británicos en el siglo XVIII: ahí está la legendaria figura de Robert Clive para recordar que, frente a la pseudociencia marxista, la historia la hacen las personas...

25.11.14

Palabra de Antonio Elorza: muertos buenos y muertos malos

Aseguraba el otro día en El País el profesor Elorza, una autoridad en la materia, que no había un buen comunismo soviético y uno malo:

"La apertura de archivos desde la caída de la URSS vino a modificar una importante imagen tradicional, según la cual existiría un buen comunismo soviético, el de Lenin, cuya brutalidad era justificada por la guerra civil, y luego la degeneración tiránica y criminal de Stalin, saco de los golpes desde el XX Congreso (1956). Hoy sabemos que el terror de Stalin, con sus prácticas genocidas, se encuentra ya en Lenin, como instrumento de gobierno, lo mismo que el rechazo tajante de la democracia."

De fondo, la tesis publicada ya hace muchos años sobre la bula de la que goza el comunismo en el imaginario colectivo:

"A pesar del Gulag, de los millones de muertos en el salto adelante maoísta y de los jemeres rojos, la memoria del comunismo, movimiento totalitario puro y duro, se ha salvado de la condena global que recayera sobre nazismo y fascismo. Es algo peligroso por la facilidad con que su componente de violencia represiva reaparece en los movimientos radicales posteriores".

No se lo pierda, lector. 


Elecciones y encuestas

Interesante aproximación técnica la de Pedro Riera publicada hace un tiempo en la Revista de Estudios Políticos y a la que puede acceder desde aquí. Sobre algunos conceptos que hay que manejar cuando uno analiza las elecciones a cuenta de la abstención diferencial. El concepto, por ejemplo, de "elecciones secundarias", más relevante del que parece.

No deje de echarle un vistazo, desocupado lector.  

PS: hablando de elecciones.

24.11.14

Kaplan y el monzón (VI)

La India como una invención británica, nos enseña Robert Kaplan en Monzón. Una invención avalada por el ferrocarril y por ese elemento articulador que es el Estado. Pero nada de esto era inevitable. No está el mañana -ni el hoy- escrito. La zona de Delhi es el punto de encuentro, señala Kaplan, entre la periferia del Índico y el Asia interior. desde ahí no se ve el mar, pero todo gira en torno al mar. ¿Qué papel jugará la Armada india en el futuro? Esa es una de las preguntas que Kaplan se hace. Y nos hace. ¿Hasta dónde colisionará con China la India en busca de espacios de seguridad?. 

Un Estado, el Indio, que es en sí mismo una paradoja: domina el subcontinente pero está rodeado por todos los lados de Estados claramente fallidos: Birmania, Pakistán, Nepal y Bangladés. 

Veremos que nos depara el futuro... 


PS: una magnífica noticia, la reedición del Rumbo a Tartaria de Kaplan. 

23.11.14

Leernos en otros...

Arcadi Espada, en El Mundo de ayer, hablando de Josep Pla. Y de cualquiera de nosotros:

"La explicación es que se trata de la vida de un escritor que nos acompaña desde hace mucho en la nuestra y al que vemos dedicado, día a día, a las tareas más hondas: escrutar el cielo, romper la soledad, buscar el amor, beber el whisky de orina clara y fácil, comer sabiendo que cada bocado mediocre es una derrota irreparable y leer aquellos a los que leímos, Léautaud, Montaigne, Boswell, porque él los leyó. Como todos los escritores verdaderos, Pla parece estar escribiendo siempre, aun en prosa myrga, nuestra propia biografía."

PS: hablando de Pla, un imprescindible...

22.11.14

Acción y viajes (cine al por mayor)

Repaso a alguna de las películas. Asesinos de élite: una película que es mejor de lo que anuncia tanto el trailer como el título: épocas oscuras, con las fuerzas especiales europeas haciendo y deshaciendo. Asuntos que nunca se aclararon del todo, en este caso en Omán, con la pelea por el poder a principios de los setenta. Buen cine, con un gran Clive Owen

Torrente, el gran Torrente y la operación Eurovegas. Un esperpento al que la crisis ha convertido en factible. Ya saben, esa diferencia que hay entre lo posible y lo probable. Buena película, con buenos toques de humor y esa gracia de Santiago Segura para retratar todos nuestros complejos.

También Interestelar. Buen cine, con unos inexpresivos McConaughey y Damon estropeando en cierto sentido un buen guion y una buena dirección de Nolan, muy en la línea de Origen.

Un par de clásicos, uno hermoso, el paseando a Miss Daisy o el ciclo de la vida; con un magnífico Morgan Freeman. Una película, pienso ahora, para ver a partir de los cuarenta. Y finalmente, Atrapa a un ladrón, con un elegante Cary Grant pero quizá mal envejecida.   


PS: de Gregorio Morán hablábamos el otro día.

21.11.14

Lucidez (de España)

Ramón de España. Una de las primeras y evanescentes lecturas. ¿Cómo tomarse en serio la identidad cuando uno creció con libros como España mon amour y Europa mon amour, verdad Hornuez? El otro día lo entrevistaban en Crónica Global, ya saben, ese intento de hacer periodismo no nacionalista desde Barcelona. 

El texto merece una buena lectura. No se lo pierdan y entenderán el motivo de que el PSC se esté desangrando de manera lenta y cruel, con un trasvase de votos a Ciudadanos que no se detiene. 


20.11.14

Los abstencionsitas

Quizá la clave, como decía Juaristi el otro día, y como recordaba hoy también Patxo Unzueta en El País, es que los independentistas están movilizadísimos, no hay más que verlos, mientras que los no independentistas siguen con su vida. 

Esa movilización que otorga sentido a las frustraciones cotidianas y que se enmarca en un "empecemos de nuevo". Como si ello fuera posible. Y como si uno fuera capaz de esconder sus miserias bajo un nosotros memorable.

Y ya que de vascos hablamos, no está de más recordarles a los nacionalistas aquello de que "Ni al andar se hace camino / ni al volver la vista atrás / senda alguna otearás: / abrojos, cardos y espinos / que volverás a pisar"

Kaplan y el monzón (V)

El error de ver a La India como un todo, señala Robert  Kaplan en su Mónzón. Un país que alberga la tercera población musulmana del mundo, sólo por detrás de Pakistán e Indonesia. Esa heterogeneidad del país se ejemplifica bien en el Guyarat, la tierra natal del actual presidente Modi. Una zona costera, en el occidente del país, patria de comerciantes. Y de emigrantes como Gandhi: primero al resto del Índico. luego a los Estados Unidos. Y esa sensación, bien contada por Kaplan, de que la apertura y el encuentro con la globalización ha relanzado el nacionalismo hindú de Hindutva. Un nacionalismo pacato y reactivo, como todos. Hay que ser muy maduro para asumir la complejidad del mundo, y no todas las culturas lo son. Para asumir nuestro peso en el planeta y para darse cuenta de que todas las identidades no dejan de ser, en el mejor de los casos, una construcción cultural y, en el peor, una cárcel.  

El paso del mundo rural al mundo urbano hará necesario que las instituciones en la India actúen como palancas de modernización y funcionen. Y que la clase media vea, a través de la legitimidad de sus instituciones, que hay más caminos fuera de la etnicidad para alcanzar el bienestar colectivo.