22.5.15

Certezas desconocidas

Nos acercamos a la enigmática figura de Donald Rumsfeld a través de la película, magnífica, de Certezas Desconocidas, cortesía de Tino Batera. Un buen documental que permite ver las muchas caras de un personaje al que yo, gracias al simplismo con el que la prensa española (perdón, estatal) trata a los republicanos norteamericanos, siempre consideré un personaje mediocre y de segunda fila. 

Con más de cuarenta años de servicios en la Administración norteamericana, Rumseld ha sido el responsable del Ministerio de Defensa en las Administraciones de Ford y de Bush, además de enviado especial del presidente Reagan para oriente próximo.  Un tipo obsesionado por los memorandos, que lleva escribiendo desde el final de la guerra de Vietnam, y que no esconde su participación en ninguna de las situaciones en las que ha intervenido (como, por ejemplo, la operación Libertad Duradera). 

Un tipo listo, desde luego, politólogo por Princeton, y que cuando el presidente Reagan le preguntó en 1983 por las posibilidades de una paz justa y duradera para el próximo oriente, contestó: "Aquí, muy pocas cosas son justas, y las únicas cosas duraderas que he visto son el conflicto, el chantaje y el asesinato".

21.5.15

El Santuario

Estuve viendo en el plus Santuario, la película que muestra la visión francesa del terrorismo nacionalista de ETA durante la primera mitad de los años ochenta. La película no empieza bien: en las explicaciones previas, se califica a la organización criminal como "organización separatista vasca" (como si fueran una Asociación Cultural, no te jode), además de señalar que "una mayoría de vascos rechaza la nueva Constitución". Eso es falso, como puede comprobar cualquiera en una hemeroteca, pero al final el nacionalismo ha impuesto su relato en todos los ámbitos... 

Aun así, y pese a este débil inicio, la película es buena. Se reflejan en ella el cambio de actitud de los socialistas franceses al ver que en España quienes gobiernan ahora son sus homólogos y siguen sufriendo el ataque de los asesinos. No en vano, el primer crimen que aparece en pantalla es del senador Enrique Casas, asesinado mientras estaba, desarmado, en su casa con su familia. En la película hay varias tramas: la propiamente etarra, cuyos protagonistas acaban siendo Domingo Iturbe, partidario de la negociación, Francisco Mújica, partidario de más muertes a cualquier precio, y Dolores González, que intenta volver de Méjico tras dejar atrás los asesinatos. Pero también está la trama del gobierno francés, con dos asesores de alto nivel: uno procedente de la izquierda, que sigue viendo en ETA a esos muchachotes revolucionarios, errados pero bienintencionados, y otro que los desprecia como lo que son. 



Todos sabemos cómo acabó la historia. Iturbe murió en extrañas circunstancias, a González la mataron en Villafranca de Ordicia delante de su hijo, y el tal Mújica cumple hoy miles de años de condena por múltiples asesinatos. Lo que sí que refleja bien la película es que, como le leí una vez a Mario Onaindía, siempre que en ETA ha habido pugna entre palomas y halcones, han ganados los halcones. 

Interesante película, en cualquier caso.

20.5.15

La Cisma

Nos acercamos a ver La Cisma de Inglaterra, una lectura política de la separación de Roma de Enrique VIII escrita por un joven Calderón en 1627. Reflexiones que hay que ver en su contexto: la España del Rey Planeta que ya veía, menos de cuarenta años después, con nostalgia los años del Rey Prudente. Está correcto un atormentado Sergio Peris en el papel del rey cismático. 

Buen teatro. 

18.5.15

A esmorga

Nos acercamos a ver A Esmorga. Cine gallego en VOS. Buen cine, sobre la base de la novela de Eduardo Blanco. Del que se te mete en la piel. El fracaso, la miseria y el alcohol convertido en una película ambientada en la provincia de Orense de mediados de los años cincuenta del pasado siglo XX. La locura de los mundos y de las vidas que no llevan a ningún sitio. Magnífico Karra Elejalde, buen guion y esa lluvia que acaba calando al espectador a lo largo de la película. 

Buen cine. si está a tiempo, no deje de ir a verla.

PS: aviones y más aviones.  

16.5.15

Columnas como edificios

Esas columnas que te alegran la mañana. Que justifican la compra del periódico. Arcadi Espada reflexionando sobre la crítica literaria y el periodismo cultural. El otro día en El Mundo, bajo el título de Ecología, y con la excusa del último libro de Umberto Eco

No se la pierda, desocupado lector. 

15.5.15

Karahasan y la mala literatura

Hoy me he encontrado con un borrador de otra vida. De hace diez años, fíjese lector. Hablaba sobre una noticia publicada en El PaísHacía referencia a la presentación en Madrid de un libro de un autor bosnio llamado Dzevad Karahasan. El libro, titulado "Sarajevo. Diario de un exilio", daba pie a reflexionar  sobre algunas de las consideraciones del autor, recogidas por el periodista, y de Juan Goytisolo, presentador del libro, creo que merecen la pena ser tenidas en cuenta. Ahí van:

"Vengo de un país devastado y la culpa la tiene la mala literatura, el mal uso del oficio literario. La identificación religiosa o política de escritores serbios fue tremenda. Inspiraron a Milosevic a asumir el destino serbio".


Dice el periodista: "Karahasan hace una interesante reflexión sobre el mal uso de la literatura: la literatura por la literatura, que es culpable indirectamente de contribuir a la indiferencia, y la literatura con ambiciones proféticas que crea valores erroneos." "Todos los líderes de los partidos serbios que han destruido Yugoslavia y la han empujado a la guerra son en general escritores y profesores de literatura", dice Karahasan.



Karahasan no se salva ni a sí mismo de la crítica: "Me reprocho haber considerado la libertad de la literatura como algo normal. Y he percibido sólo un lado de lo que es la libertad. Escribía lo que me pasaba por la cabeza y olvidé que libertad va unida a obligación. Libertad de la literatura, sí, ¿pero frente a qué?"



Juan Goytisolo, presentador de libro deja dicho: "Los escritores deben partir de la crítica, no de la identificación"



Cosas para pensar, tal vez sobre nosotros mismos...sobre nuestros gritos y sobre nuestros silencios.

14.5.15

Por cierto, al hilo de aquella película

Hablábamos ayer de Todos estamos invitados, la buena película de Manuel Gutiérrez Aragón que trata el silencio social sobre el que el terrorismo nacionalista de ETA construyó su hegemonía. 

Esa hegemonía tan jatorra que hace que, sin haber pedido perdón, sus primos gobiernen en San Sebastián y en Guipúzcoa, y sin pagar factura alguna, como recordaba el otro día Jorge Bustos en El Mundo. 

Pueden ver la película, entiendo que de manera legal, a continuación. Yo la vi en el cine y la disfruté. No se la pierdan.