4.3.15

Maniqueismo agresivo y tosco

Interesante análisis el que realizaba el otro día Antonio Elorza en El País, contraponiendo la intervención de Pedro Sánchez con la del joven Garzón. Un joven Garzón que lleva a su formación, los comunistas y postcomunistas de IU a un maniqueismo agresivo y tosco que devuelve a la izquierda a la prehistoria.

Las palabras se gastan. Y cuanto más están desconectadas de la realidad, más explican la imagen que el orador tiene de sus oyentes.

Es lo que hay...

3.3.15

Si la palabra cae...

Pedro García Cuartango los lunes. Ayer reflexionaba sobre las palabras. Y sobre lo que nos pasa cuando se deterioran  y confunden más que explican. Una lectura, la de los nuevos sofistas, necesaria, recordando aquellos versos de Blas de Otero porque si he perdido la voz en la maleza / me queda la palabra.

2.3.15

Resumen

Tengo pendiente hablar aquí del libro de Daniel Kahneman Pensar rápido, pensar despacio, libro al que llegué de la mano del gran Tino Batera. Una sola mente y dos sistemas para sobrevivir en un entorno hostil. Mientras tanto, como aperitivo, aquí les dejo la entrevista que le hizo hace unos años ABC

No se la pierdan.

1.3.15

El niño Roa

Un régimen deja de ser democrático cuando la oposición es encarcelada y se limitan sus derechos. Un régimen pasa a ser, además, repugnante, cuando el gobierno reprime con fuego real las manifestaciones. Y cuando sus policías ejecutan a sangre fría a niños. 
Venezuela no se merece toda la miseria que le ha traído el socialismo bolivariano del siglo XXI. Y creo que esto no va a acabar nadie bien...

28.2.15

La deslealtad era esto..

Me equivoqué. Yo también pensé que Zapatero iba a haber sido un buen ex presidente. Pero supongo que la vida es larga y uno tiene que comer. Y para ello, de vez en cuando ha de presumir ante posibles clientes de que sigue teniendo una buena agenda de contactos.

Así que cuando busquen deslealtad en el diccionario, recuerden siempre esta foto:


No sólo le quedaba grande el puesto de presidente. También el de ex presidente...

27.2.15

Se fabrican antigüedades (I)

El libro La invención del pasado. De Miguel Anxo Murado. Una idea de partida: confío en el pacto de veracidad que en un ensayo se firma entre autor y lector. Una idea de salida: acaba uno el libro como si despertara de un duermevela. El sueño de una demolición. Mira uno de la historia, de España o de cualquier otro lugar y resulta que, por decirlo en palabras del presidente, todo es falso, menos alguna cosa.

Un libro necesario, no sólo para los escasos nacionalistas españoles que quedan, sino también y especialmente para los muchos nacionalistas vascos o catalanes. Todas las naciones son construcciones culturales basadas en metáforas o en equívocos. 

Un libro, por cierto, que reafirma la idea que le leí a Xavier Pericay hace muchos años. ¿Qué hace una persona adulta perdiendo el tiempo con papelillos, habiendo tanto ensayo por disfrutar?

Hablaremos largo y tendido...

PS: Ahí va una reflexión de Murado en el libro: Es mejor resumirlo con un simple cálculo: del Imperio Romano, en su conjunto, han sobrevivido unos diez millones de palabras en latín y unos cien millones en griego, una lengua extranjera que sólo hablaba una élite. De esos ciento diez millones de palabras, el 90% fueron escritas después de la aparición del cristianismo, religión de una minoría que no se extendió más que hacia el final del Imperio. De los diez millones de palabras en latín, dos millones tratan de cuestiones legales; y de los diez millones de palabras griegas precristianas, dos  millones se ocupan de la medicina de Galeno. Esos números nos dicen que nuestra imagen del Imperio Romano es la que nos han legado los abogados y los médicos de la clase alta, filtrada por los intereses y las fobias de varias generaciones de monjes cristianos. No es muy esperanzador para nuestra aspiración de reconstruir aquel mundo"

26.2.15

Hacia dónde vamos...

La foto de la infamia. El presidente de todos los vascos. El más alto representante del Estado en el País Vasco, reunido con los voceros de los asesinos y reconociendo el dolor (¿?) dizque causado. Que no lo haga en mi nombre, desde luego. Una foto para ver oyendo precisamente esta canción de Negu Gorriak, que refleja bien lo que pensarán (algunos) niños vascos, los más inquietos, dentro de veinte años: 


"La historia que nos enseñaron / la escribieron los asesinos /muchos todavía creen / lo que entonces aprendimos"