26.9.16

El tonto del techo

"Este es nuestro techo por abajo" dijo el condenado por ser lacayo de una organización criminal. Ahora, sin armas, han dejado de dar miedo para dar vergüenza ajena.

Es lo que hay...

El horror de Babi Yar

Un día como hoy en 1941 se planeó la masacre de miles de ciudadanos ucranianos de identidad judía por parte de las fuerzas nazis que ocupaban Kiev. La matanza de Babi Yar. Más de treinta mil personas asesinadas en apenas dos días. El horror del siglo XX condensado en dos palabras. Y en algunas imágenes icónicas, como la de ese hombre a punto de ser asesinado que mira al vacío rendido ya como persona:

25.9.16

No tan tarde

Nos acercamos a ver Tarde para la ira, de Raul Arévalo. Por debajo de lo que imaginaba, aunque no sé bien porqué. Están correctos los actores, sobre todo De la Torre y Luis Callejo; no lo sé, quizá sea el guion, que tiene varias lagunas evidentes. Cine correcto, pero por debajo de lo que esperaba.



Acabada por cieto la quinta temporada de Madmen, quizá la mejor técnicamente de las cinco temporadas. Vamos a por la sexta

24.9.16

Un saco sin fondo...

Los ruinosos número de la televisión pública-nacionalista vasca. Un saco sin fondo, contaba el otro día el Confidencial que nos cuesta a todos más de cien millones de euros al año para haber llegado a tener Informativos sin audiencia. 

La construcción de la nación es cara. Pero no para todos por igual.  

23.9.16

Vicios

Intento comprar cada poco prensa de fuera de Madrid. Me ayuda a pensar con claridad. El domingo me hice con El Correo. La encuesta de Ikerfel, que da a Podemos ventaja sobre Batasuna. Veremos. Venía un artículo interesante sobre la progresiva separación entre ELA, la vieja STV xenófoba creada por el xenófobo Arana, y el Partido Vasco de Dios y la Ley Vieja. Cosas que no salen en la prensa de Madrid y que ayudan a entender hacía donde caminan las sociedades... 

21.9.16

Las cosas son como son

Para élites poco representativas de la pluralidad de una sociedad, las vascas. No hay más que pegarle un vistazo al reportaje que firmaba Emilia Landaluce el otro día en El Mundo a cuenta de los apellidos de la élite política vasca. Es decir, de la élite nacionalista vasca. 

20.9.16

19.9.16

¿Señoritos falangistas?

Terminé con el volumen 22 de Historia y Política, que andaba por casa. Hacer historia local es necesario para entender la historia global. Hay en el volumen un interesante artículo sobre los problemas internos de la Falange en Andalucía a cargo de José Antonio Parejo que ofrece algunos datos muy interesantes. Ahí va un ejemplo, en la nota al pie número 22:

"En vísperas de la Unificación, la composición social de la Falange sevillana resultaba ser la siguiente: jornaleros, 33,76%; empleados, 8,66%; obreros, 8,39%; artesanos, 12,72%; comerciantes, 7,3%; labradores, 9,26%; profesionales liberales, 7,36%; funcionarios, 4,44%; propietarios, 1,23%; un 3,2% de hortelanos; unos cuantos estudiantes, 1,52%; molineros como los de Peñaflor; loteros, tres estanqueros, cinco capataces, dos bodegueros y hasta un artista se apuntaron en las falanges de pueblo. Es decir, como cualquier otro partido fascista, la Falange de Sevilla y, por los datos que vamos hallando, la de toda España muerde en todas las clases sociales y mantiene un altísimo porcentaje de clase trabajadora entre sus filas: el 50,81%."

En la misma nota, por cierto, se reproduce una circular interna del Jefe falangista de León quien señala,en relación al cobro de las cuotas, que "Falange ha arraigado principalmente en las clases bajas de la sociedad, habiendo quedado la gente adinerada al margen de nuestra organización".