16.1.17

Bombas por algo

La tremenda coletilla. Publica El País el 3 de enero de 1979 una noticia sobre el asesinato de un artificiero en Pamplona y se informa también de una bomba que destroza una cafetería en la capital navarra. La última línea de la noticia, desoladora: "Al parecer, la cafetería Kabul, era frecuentada por personas de extrema derecha"

(ETA no destroza cafeterías sin motivo, le faltó decir al periodista...).

15.1.17

Los libros, por Milosz

Alertaban el otro día los editores sobre el estancamiento de la lectura, y yo recordaba un maravilloso poema de Milosz que le comparto, desocupado lector, desde otra bitácora sobre esos libros que seguirán en los estantes cuando ya no estemos...

Pero los libros seguirán en los estantes, seres auténticos
Que aparecieron una vez, frescos, todavía húmedos,
Como castañas brillantes bajo el árbol en otoño,
Y empezaron a vivir, tocados, acariciados,
A pesar del resplandor en el horizonte, de castillos saltando por los aires,
De las tribus en marcha, de los planetas en movimiento.
Somos, dijeron, incluso cuando les arrancaron las hojas
O cuando la llama ardiente lamía las letras.
Mucho más duraderos que nosotros, cuyo calor frágil
Se enfría junto con la memoria, se disipa, desaparece.
Me imagino la tierra cuando yo ya no esté
Y no pasará nada, ninguna pérdida, seguirá el mismo espectáculo,
Los vestidos de las mujeres, un jazmín húmedo, una canción en el valle.
Pero los libros seguirán en los estantes, de buena estirpe,
Nacidos de la gente, aunque también de la luz, de las alturas.

13.1.17

Aquellos niños

Rematado también, cortesías de las fiestas, Mi infancia en Moscú (estampas de una nostalgia), las pinceladas de la infancia del niño asturiano de la guerra José Fernández Sánchez, nacido en Ablaña. Las estampas del libro, contadas con sencillez, tienen mucho de terribles. Personas humildes que pasan hambre. Hombres buenos que son detenidos. Genocidios como la deportación de los alemanes del Volga después del verano de 1941, las purgas a ras de suelo. Hans un comunista alemán de unos cuarenta años, desaparecido una tarde. La terrible historia del niño Ángel Morillo, de Éibar, enfermo de tuberculosis y que la noche antes de morir gritó al acostarse "No quiero más que ver España por última vez. Aunque sea por un agujero". Murió y fue enterrado en invierno en Saratov, sin haber vuelto nunca a su tierra natal. 

12.1.17

Cultura de año nuevo

Varias cosas en el cine. Estuvimos viendo Passengers. Una idea interesante desarrollada para niños. Simplemente pasable, con unas imagenes espectaculares. En series, iniciamos Billions


Una serie sobre el dinero y el poder con muy buena pinta, y con esos dos monstruos que son Giamatti y Lewis

La iniciamos después del intermedio que hemos hecho con Planeta Tierra, de la BBC, un documental magníficamente rodado sobre nuestro mundo. 

11.1.17

Durmientes

Aproveché las navidades para rematar Los Durmientes, de Luis de León. Una novela irregular sobre un tema muy interesante: la existencia de redes de espionaje soviético en la España de la dictadura y de la transición. Una novela sobre identidades y sobre lealtades en la que se alternan varios planos temporales. 

En estas navidades me han seguido cayendo libros. Uno de Kaku con una pinta magnífica sobre el futuro de la física, y el apéndice las memorias de Marái que ha publicado Salamandra.

Iremos viendo.