23.11.14

Leernos en otros...

Arcadi Espada, en El Mundo de ayer, hablando de Josep Pla. Y de cualquiera de nosotros:

"La explicación es que se trata de la vida de un escritor que nos acompaña desde hace mucho en la nuestra y al que vemos dedicado, día a día, a las tareas más hondas: escrutar el cielo, romper la soledad, buscar el amor, beber el whisky de orina clara y fácil, comer sabiendo que cada bocado mediocre es una derrota irreparable y leer aquellos a los que leímos, Léautaud, Montaigne, Boswell, porque él los leyó. Como todos los escritores verdaderos, Pla parece estar escribiendo siempre, aun en prosa myrga, nuestra propia biografía."

PS: hablando de Pla, un imprescindible...

22.11.14

Acción y viajes (cine al por mayor)

Repaso a alguna de las películas. Asesinos de élite: una película que es mejor de lo que anuncia tanto el trailer como el título: épocas oscuras, con las fuerzas especiales europeas haciendo y deshaciendo. Asuntos que nunca se aclararon del todo, en este caso en Omán, con la pelea por el poder a principios de los setenta. Buen cine, con un gran Clive Owen

Torrente, el gran Torrente y la operación Eurovegas. Un esperpento al que la crisis ha convertido en factible. Ya saben, esa diferencia que hay entre lo posible y lo probable. Buena película, con buenos toques de humor y esa gracia de Santiago Segura para retratar todos nuestros complejos.

También Interestelar. Buen cine, con unos inexpresivos McConaughey y Damon estropeando en cierto sentido un buen guion y una buena dirección de Nolan, muy en la línea de Origen.

Un par de clásicos, uno hermoso, el paseando a Miss Daisy o el ciclo de la vida; con un magnífico Morgan Freeman. Una película, pienso ahora, para ver a partir de los cuarenta. Y finalmente, Atrapa a un ladrón, con un elegante Cary Grant pero quizá mal envejecida.   


PS: de Gregorio Morán hablábamos el otro día.

21.11.14

Lucidez (de España)

Ramón de España. Una de las primeras y evanescentes lecturas. ¿Cómo tomarse en serio la identidad cuando uno creció con libros como España mon amour y Europa mon amour, verdad Hornuez? El otro día lo entrevistaban en Crónica Global, ya saben, ese intento de hacer periodismo no nacionalista desde Barcelona. 

El texto merece una buena lectura. No se lo pierdan y entenderán el motivo de que el PSC se esté desangrando de manera lenta y cruel, con un trasvase de votos a Ciudadanos que no se detiene. 


20.11.14

Los abstencionsitas

Quizá la clave, como decía Juaristi el otro día, y como recordaba hoy también Patxo Unzueta en El País, es que los independentistas están movilizadísimos, no hay más que verlos, mientras que los no independentistas siguen con su vida. 

Esa movilización que otorga sentido a las frustraciones cotidianas y que se enmarca en un "empecemos de nuevo". Como si ello fuera posible. Y como si uno fuera capaz de esconder sus miserias bajo un nosotros memorable.

Y ya que de vascos hablamos, no está de más recordarles a los nacionalistas aquello de que "Ni al andar se hace camino / ni al volver la vista atrás / senda alguna otearás: / abrojos, cardos y espinos / que volverás a pisar"

Kaplan y el monzón (V)

El error de ver a La India como un todo, señala Robert  Kaplan en su Mónzón. Un país que alberga la tercera población musulmana del mundo, sólo por detrás de Pakistán e Indonesia. Esa heterogeneidad del país se ejemplifica bien en el Guyarat, la tierra natal del actual presidente Modi. Una zona costera, en el occidente del país, patria de comerciantes. Y de emigrantes como Gandhi: primero al resto del Índico. luego a los Estados Unidos. Y esa sensación, bien contada por Kaplan, de que la apertura y el encuentro con la globalización ha relanzado el nacionalismo hindú de Hindutva. Un nacionalismo pacato y reactivo, como todos. Hay que ser muy maduro para asumir la complejidad del mundo, y no todas las culturas lo son. Para asumir nuestro peso en el planeta y para darse cuenta de que todas las identidades no dejan de ser, en el mejor de los casos, una construcción cultural y, en el peor, una cárcel.  

El paso del mundo rural al mundo urbano hará necesario que las instituciones en la India actúen como palancas de modernización y funcionen. Y que la clase media vea, a través de la legitimidad de sus instituciones, que hay más caminos fuera de la etnicidad para alcanzar el bienestar colectivo.

19.11.14

Lecturas (y obispos)

La carta del pasado sábado de Arcadi Espada. Leer emborrona siempre el pasado, porque casi nunca las cosas son blanco o negro. Ahí está la historia del obispo abulense: freten a esa idea del buenos contra malos. Una reflexión inquietante, y una frasea cusadora; lanzada contra todos nuestros prejuicios: "¿Quién lee en España lo que no le confirma?"

No se la pierda, desocupado lector. A cuenta de la maldita guerra civil; ya sabe, lector, "el acontecimiento histórico del siglo XX sobre el que más se ha mentido". 

Las urnas y los milagros

Tradiciones de El Perdíu. Comprar ABC los sábados por El Cultural. Comprar La Vanguardia por la sabatina de Gregorio Morán; un hombre del que siempre aprendo algo, que creo que es el más delicado elogio que puede hacérsele a un escribidor. Magnífico el artículo de la última semana: las urnas y los milagros. No se la pierda, desocupado lector. Le va a dar muchas pistas sobre lo que está pasando en Cataluña. 

Sobre lo que pasa cuando cuando una minoría controla todos los resortes de la vida social del país.  Hegemonía cultural, ya saben...

Ps: hacia el este

18.11.14

Un país, una minoría, una victoria

Rumanía. Un país cercano. Un país hermoso por el que viajar. La bella Sibiu, a la que recuerdo con lluvia. La orgullosa minoría alemana, vendida como ganado en la época del comunismo para obtener divisas. Unas elecciones, las rumanas, que han supuesto una relativa sorpresa por la victoria del candidato liberal. Klaus Iohannis, frente al polémico Victor Ponta, cuyo partido está relacionado con las viejas élites de la dictadura. La importancia, a mayores, del voto de la diáspora, quizá más crítico que el que permanece en el país.

La alternancia, el respeto a las minorías y la posibilidad de los que pierden de ganar en las siguientes. Eso es además la democracia. 

Suerte en la tarea...

Kaplan y el monzón (IV)

Nos enseñaron a ver el Pakistán como una unidad. No lo es; nunca lo fue. Es una construcción cultural, como bien señala Robert Kaplan en su imprescindible Monzón. Otra de tantas. Dentro de ella yace el Beluchistán, quizá la única tierra en la que hubiera sido posible el sueño de Jinnah de país plural y abierto para los musulmanes del subcontinente Indio. Aquel sueño es hoy es la pesadilla de una Yugoslavia con bombas nucleares. Y nadie sabe como acabará: quizá el fin del mundo empiece allí. Un país que ha complicado hasta lo indecible el avispero afgano, ya que el apoyo que el Estado pakistaní dio a los talibanes era visto por su élite militar, representada por el general Babar como una forma de aplacar el caos en el que Afganistán se sumió a la salida de la Unión Soviética.

Al final, considera Kaplan, la doble consideración de ineficaz e ilegítimo que muchos ciudadanos hacen del Estado pakistaní, dificulta la evolución del sueño de Jinnah y quizá Pakistán no sea más que una creación temporal que ya fue amputada en 1971 y que quizá desaparezca en breve. 

El problema está en qué autoridad sustituirá a la del decadente Estado actual... 

17.11.14

El populismo era esto...

Brillante Caín en La Razón de esta mañana:





Desafíos (una semana después del nueve ene)

El momento es complejo. Y no está claro cómo salir de él. Nada claro. Autoridades públicas que desafían al Estado. Que lo desafían con arrogancia. Pese a que el resultado ha sido, en el fondo, un fracaso también para ellos: un país que reclama la independencia no la apoya con un 30%. Aunque entiendo que tampoco eso les preocupe: para un nacionalista, la existencia de una nación y sus derechos no están sometidos a los votos. Ya volverán. Ya ganarán. 

Como decía Juaristi ayer en ABC, quizá el problema de fondo es que no hay ninguna comunidad que contraponer a la nacionalista, ni en Cataluña ni en el País Vasco. Quizá los complejos de la transición sean definitivos y ya sea tarde para articular una respuesta cívica y social al independentismo. Lo único que tienen enfrente es una masa poco estructurada que calla y otorga. Y eso es un problema, porque esta es una lucha, como todas, por la hegemonía cultural. Y mientras cada día que pasa lo cool y lo políticamente correcto sea la independencia, estarán cada día un poco más cerca de su objetivo...

PS: por cierto y como ejercicio. Compare el apoyo al carlismo catalán con las zonas en las que más porcentaje de participación hubo en la dizque consulta. Es lo de siempre: el campo contra la ciudad... Llevamos así desde el Neolítico...