21.4.15

Cine, del malo. Series, de las buenas...

Estuvimos viendo, pecadillos de domingo, Pompeya, con Jon Snow en el papel protagonista. Creo que es una de las peores películas que he visto en los últimos años. Una mala copia del Gladiador de Ridley Scott: previsible, con un guión flojo y con más de una hora insustancial hasta que llega la catástrofe... prescindible del todo.

Empezada la tercera de Borgen. Una buena serie, a medio camino entre el cinismo del Castillo de Naipes y el buenismo del Ala oeste

Iremos viendo...

20.4.15

La lectura

Muy interesante reflexión de César Antonio Molina el sábado en el país. A vueltas con la lectura. Y algunas ideas muy sugerentes, en este mundo de hybris e inmediatez:

"Si para caminar en la vida necesitamos la pausa, la reflexión, el lento asimilar de cada concepto, pongamos en cuarentena todos aquellos instrumentos que apelan exactamente a lo contrario. La instantaneidad, la concurrencia efervescente de llamadas que diluyen nuestra atención, que tornan la contemplación en hiperactividad; que nos hacen ir de un lugar a otro, en un rumbo cada vez más errático, lo que tan poco tiene que ver con el inevitable sereno ritmo de saber. Madurar requiere de un tiempo."

No se pierda esta llamada de atención sobre "la lectura secuestrada"

17.4.15

A vueltas con el AVE (II)

El sistema ferroviario español de hace veinticinco años era tremendo. Ahora ya no nos acordamos. Un sistema que no se sostenía y que no garantizaba la movilidad de los ciudadanos a lo largo del territorio. El gobierno hizo una apuesta por la alta velocidad que, en aquel momento tenía todo el sentido. Y lo hizo con ese plus español de que (Fernández Ordóñez dixit) "llegar tarde a todo, pero llegar a lo bestia".

Aquella apuesta partía de la consideración de que la historia nos ha enseñado que los ferrocarriles no son rentables, y por eso son públicos. Y no son rentables, entre otras cosas, por el alto coste de funcionamiento y mantenimiento de la infraestructura (entre 100 y 200 mil euros por quilómetro y año), tal y como apuntan desde FEDEA.

Es una cosa de teoría económica tan básica que da pereza repetirla: el Estado asume cosas que consideramos buenas para todos (la sanidad, la defensa...) y que no pueden ser sostenidas por los mercados. La clave es quién considera que esas cosas son buenas. Y ese quién, no es desde luego ni un nacionalista catalán al que le importa una higa que en Mérida haya tren, ni un economista con sus hojas de cálculo delante. Son los ciudadanos, y lo son a través de sus representantes, los que deciden qué cosas deben ser consideras públicas y cuáles no. Y lo deben ser asumiendo, claro está, que el presupuesto es una manta corta y que se si dedicas mucho dinero a cubrirte los pies, te dejarás la cabeza al descubierto... 

16.4.15

Los ciudadanos, no los tecnócratas (a vueltas con el AVE I)

Muy interesante la reflexión de Andrés Betancor el otro día en Expansión. Las decisiones sobre las inversiones las han de tomar los ciudadanos a través de su representantes. No hay una manera buena de gastar que conocen los expertos frente a muchas maneras malas que son las de los políticos. En absoluto. Péguenle un vistazo entonces al Ave, rentabilidad y democracia

Hablaremos del tema.


15.4.15

Sostiene Sorman

A veces los títulos son tremendos. La columna de Guy Sorman el lunes 13 en ABC a vueltas con los tratos con Irán. Una reflexión magnífica. Llevaba por título "Hay que acabar con Irán" La columna, por supuesto, no decía nada de eso. Al contrario, dibujaba un escenario geopolítico con sólo tres Estados viables en la zona: Turquía, Irán e Israel, tres Estados que contienen a multitud de tribus suníes en el desierto. Como lleva pasando desde hace décadas en la zona.

No se lo pierda, lector.

14.4.15

Se llaman demócratas y no lo son

El canto de las sirenas. Y la necesidad de no perder la perspectiva. El populimos no es una alternativa a la democracia. Es el fin de la democracia. El fin de la pluralidad y del Estado de derecho. Y si alguien tiene alguna duda, que le pegue un vistazo a la magnífica reflexión "Populismo contra democracia" de Francesc de Carreras el otro día en El País. 

12.4.15

Placeres

Leer a Juan Tallón los lunes. Esos fines de semanas insulsos sin liga. Esas vueltas de Sanabria sin partidos. Esos insulsos partidos de las selecciones, como si nos importaran algo. 

Disfruten de los odios sanísimos de los que nos habla el gallego Tallón, que para es domingo y hoy sí que hay liga...